| 12/10/2007 12:00:00 AM

Construcción tendrá “aterrizaje suave” en 2008

Según el último informe de Camacol, en 2008 el número total de área licenciada para la construcción tendrá un “aterrizaje suave”. El año entrante podría presentarse una reducción de 1 millón de metros cuadrados en el área total licenciada.

De acuerdo con el informe, para septiembre de 2008 se espera que el área aprobada total esté cerca de los 18 millones de metros cuadrados, mientras el área aprobada de vivienda superará los 12 millones de metros cuadrados.

Camacol proyecta que para el cierre de este año el área total licenciada supere los 19 millones de metros cuadrados, que con relación a la cifra registrada en 2006 implica un crecimiento anual de 19,2%. El comportamiento total del metraje licenciado en 2007 se encuentra sustentado en variaciones anuales de 17,2% y 23,4% proyectadas para las licencias en vivienda y en destinos no residenciales, respectivamente.

La entidad gremial proyecta que durante el 2007 la cifra acumulada en licencias de vivienda ascenderá a cerca de 14 millones de metros cuadrados y la correspondiente a los demás tipos de edificaciones, a 5 millones.

De todas maneras los niveles actuales alcanzados por la actividad constructora y las condiciones favorables que se presentaron en 2007 “son garantía de la permanencia de buenos resultados sectoriales”, para 2008, según el reporte del gremio constructor.

Para Camacol, esto resulta acorde con los objetivos de las políticas monetaria y cambiaria “que han apuntado a mantener la estabilidad y sostenibilidad de la economía colombiana y, por lo tanto, para el sector es una consecuencia saludable”, señala el documento.

¿Qué pasó en 2007?
A septiembre de 2007 las licencias aprobadas en los diferentes tipos de edificaciones ascendieron a 14 millones de metros cuadrados. El área licenciada en vivienda estuvo cercana a 10,4 millones (el 74% del total de las licencias), mientras que los destinos no residenciales representaron el 26% del total, al licenciar 3,6 millones. En el mismo lapso de 2006, el metraje total licenciado creció un 22% anual, lo cual es consistente con el buen desempeño de la actividad constructora en 2007.

Las licencias aprobadas de vivienda siguieron muy de cerca la tendencia total. Entre enero y septiembre de este año la cifra acumulada de licencias aprobadas para obras residenciales creció 22% anual, lo cual es un reflejo del movimiento constructor en este segmento para responder a la creciente demanda de los hogares colombianos.

De los 10,4 millones de metros cuadrados licenciados, las aprobaciones en VIS (Vivienda de Interés Social) representaron el 22% y el 78% restante correspondió al metraje licenciado en las viviendas diferentes de lo social.

De otra parte, el área licenciada en edificaciones diferentes a vivienda creció 24% anual al pasar de 2,9 millones a 3,6 millones de metros cuadrados. Este resultado significó un crecimiento menor en 10 puntos porcentuales a la variación presentada en los primeros nueve meses de 2006.

Cabe destacar el crecimiento en las licencias con destino social-recreacional y hoteles, los cuales han tenido una variación de 165% y 145% respectivamente. Pero las variaciones negativas en otras edificaciones (-91%) y obras de administración pública (-40%) le restaron dinamismo a la actividad conjunta de los diferentes destinos de vivienda.

Por el nivel departamental no se muestran cambios significativos al mirar los indicadores tanto en el área total licenciada como en área aprobada para vivienda, según los últimos datos del DANE.

En este indicador Bogotá, Valle y Antioquia vuelven a presentar el comportamiento más dinámico al participar con 60% y 61% en los respectivos totales.

Bogotá, Valle, Cundinamarca y Antioquia tuvieron la mayor cantidad de metros licenciados en VIS con un 67%. De otra parte Bogotá, Valle y Antioquia licenciaron el 61% del área aprobada en No VIS.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?