| 1/7/2014 10:30:00 AM

Crecimiento en edificaciones pinta bien

Minvivienda reporta 99.79% de ejecución en el desembolso del subsidio a la tasa para vivienda no VIS, cifra récord entre las carteras del Gobierno Nacional.

El Ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao Cardona, es optimista con respecto al crecimiento del PIB  del  sector edificador en el cuarto trimestre y al cierre del año 2013, así lo dio a conocer esta mañana en rueda de prensa.

“Estimamos un crecimiento del PIB de edificaciones cercano al 10%  anual para el 2013 lo que implica que nuestro sector sería uno de los que mayor contribución hará al crecimiento del conjunto de la economía en el año que recién terminó”, afirmó el Ministro, quien destacó que el avance del programa de vivienda gratuita  y el subsidio a la tasa de interés han sido los principales motores del crecimiento del sector.

Al referirse al programa de subsidio a la tasa, el Ministro subrayó el éxito que ha tenido en los compradores de vivienda. “Al finalizar el 2013 de los 17. 871 cupos de subsidio a la tasa reglamentados para compra de vivienda No VIS se había desembolsado el 99.79%.

Para mantener el impulso sobre el sector, la semana pasada el Ministerio de Hacienda reglamentó 5.200 cupos adicionales para  este 2014 y se espera que en febrero de este año se reglamenten otros 6.500, lo que implicará una inversión total de 180 mil millones de pesos”, indicó el titular de la cartera de Vivienda. 

El Ministro destacó el papel de la banca hipotecaria en el éxito del programa de subsidio a la tasa de interés, que a la fecha ha movido créditos por un total de 3,4 billones de pesos y ha apalancado la compra de viviendas por un valor de 5.7 billones de pesos. Asimismo los invitó a mantener el compromiso a lo largo del 2014 para que más hogares colombianos puedan seguir realizando el sueño de tener una vivienda propia. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?