| 7/12/2010 7:00:00 AM

Consenso de los analistas: optimismo en proyecciones de crecimiento

Luego de conocer los resultados del PIB del primer trimestre, los analistas económicos ajustaron al alza sus pronósticos para el año 2010.

El pasado 24 de junio, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dio a conocer el PIB correspondiente al primer trimestre de 2010. Según los cálculos de la entidad, la variación del PIB fue 4,4%, superior al registrado en el mismo trimestre de 2009 (-0.4%) y al promedio de las expectativas de los analistas consultados por Dinero en abril pasado (2,75%).

A la luz de este sorprendente resultado, todos los analistas revisaron al alza sus pronósticos durante los últimos días de junio, ubicando el crecimiento esperado para este año en 4% en promedio. Un dato que incidió en este estimativo fue la revisión de las variaciones trimestrales publicadas en marzo por el Dane a raíz de algunas modificaciones metodológicas introducidas por la entidad gubernamental en sus Cuentas Nacionales, con lo que el crecimiento del país en 2009 pasó de 0,4% a 0,8%. Así, a marzo de 2010, la economía colombiana creció a una tasa anual de 2%, el nivel más alto desde el cuarto trimestre de 2008 (2,7%).

Por el lado de la oferta, el crecimiento de la economía está siendo liderado por el crecimiento de la construcción (15,9%), dato ampliamente superior al registrado en el mismo trimestre de 2009 (1,1%). El crecimiento de la construcción está explicado principalmente por el incremento de obras civiles (37,9%) y por la menor disminución en las obras de vivienda (-2,3%). Además, la explotación de minas y canteras registró una variación de 13,2%, superior a lo observado en el primer trimestre de 2009 (10,3%).

Sin embargo, al analizar el crecimiento anual, el comercio y las manufacturas todavía están restándole al PIB. En términos anuales, las variaciones todavía son negativas para los dos sectores más afectados durante la crisis, los cuales tienen una ponderación de 25% del PIB.

A este respecto, Sergio Clavijo, presidente de Anif, comenta que "la batería de indicadores de ALI (Anif Leading Index), actualizada a marzo de 2010, nos permite pronosticar un rango de expansión a ritmos entre un 4% y un 5% durante este segundo trimestre, cifra muy superior al -0,3% observado en el mismo periodo de 2009". Argumenta, además, que los componentes monetarios de ALI dan señales de buen desempeño, continuando con los positivos efectos de la política anticíclica del Banco de la República. "Lo anterior nos ha llevado a revisar nuestros pronósticos de crecimiento real al alza, elevándolos del 2,5% al 4,3% para el año 2010 y del 4,2% al 5% para 2011", anota Clavijo.

De otro lado, Daniel Velandia, director de análisis económico de Correval, comenta que "la mayor parte de los indicadores líderes de la economía han reflejado una relativa fortaleza de la actividad productiva más allá de las previsiones iniciales del mercado". Y no es para menos, como señala Velandia, la tasa de crecimiento de las ventas al por menor se ubicó en 7,5% durante los primeros cuatro meses del año, muy por encima de la caída de 5,3%, observada durante el mismo periodo de 2009. "La confianza del consumidor permite prever que el comportamiento observado en la primera parte del año podrá mantenerse en los siguientes meses por cuanto suma seis meses consecutivos de crecimiento", agrega.

Por su parte, Manuel García, director de análisis económico de Skandia, se muestra optimista frente a una recuperación del sector comercio y de la manufactura por las buenas cifras de producción industrial y ventas al por menor divulgadas recientemente. Además, afirma que "los flujos de inversión extranjera directa siguen fuertes para minería, superando los del año pasado, lo que se debe traducir en una contribución positiva y significativa de la minería dentro del PIB".

Entretanto, el gerente de investigaciones económicas de Corredores Asociados, Julián Cárdenas, respalda el pronóstico de crecimiento de esta firma comisionista de bolsa para este año en que "en la última década, el país y las empresas han hecho bien la tarea, reduciendo la exposición de deuda en dólares y aumentando los niveles de inversión para fortalecer el andamiaje de la economía". Cárdenas argumenta además que "el mundo, en especial el financiero, cambió después de la crisis y Colombia hoy es ejemplo de regulación y vigilancia por su experiencia con la crisis de finales de los noventa, lo que contribuirá sin duda a atraer más recursos".

Así mismo, María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, argumenta que el incremento en los pronósticos de crecimiento del PIB de esa entidad, de 2,4% a 3,7%, responde a la incorporación de los resultados del primer trimestre y a que "la recuperación mundial es más dinámica de lo esperado y la ausencia de presiones inflacionarias y el anclaje de las expectativas alrededor de las metas permiten mayor continuidad en la postura laxa de la política monetaria". Dice, además, que las bajas tasas de interés deben aliviar la carga financiera para los endeudados, estimular el gasto, "sobre todo el de los hogares en bienes durables y semidurables" y la demanda de crédito.

"Las bajas tasas de interés, la reducida inflación, el afianzamiento de la confianza, el optimismo por el nuevo gobierno y los primeros anuncios de reformas estructurales -incluyendo la regla fiscal-, animarán la inversión en los mercados financieros y prolongarán un auge más moderado en los precios de los activos que el del año pasado", agrega Cuéllar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?