| 10/15/2014 7:10:00 PM

Colombia también le pone plazo a Panamá

En enero 2015 empezaría a regir la medida que declara a Panamá como Paraíso Fiscal.

Pese a los condicionamientos interpuestos tanto por Colombia como Panamá para solucionar el conflicto generado después de que el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos declarará al vecino país como un paraíso fiscal, tanto la Cancillería colombiana como el Ministerio de Hacienda esperan que se solucione en el transcurso de los siguientes días las diferencias mutuas.

Según el ministro Mauricio Cárdenas, pese a que muchos esperaban que la medida impuesta contra el vecino país se reversará, está se mantendrá pues es necesaria la cooperación de todos los países de la región en materia de intercambio de información tributaria para reducir al máximo la ilegalidad y la evasión.

"Tenemos la mejor voluntad y creemos en que la relación con Panamá será la mejor en un corto plazo", manifestó la ministra de Relaciones Exteriores María Ángela Holguín, quien el próximo viernes se reunirá en ese país con su homóloga y Isabel De Saint Malo de Alvarado.

Es importante señalar que el vecino país condiciono al Gobierno Santos a retirar dichos señalamientos sobre su economía, si querían sentarse en una mesa de negociación, pues antes no habría la más mínima posibilidad de establecer diálogos.

En consecuencia los ministros de la Rama, aseguraron que las disposiciones que empezarán a regir a partir de enero 2015, no se modificarán hasta que el Gobierno del presidente Varela decida cooperar con lo pactado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Dicho lo anterior, ambos países determinaron ponerse condiciones y plazos para mover sus posturas frente a las decisiones del otro, so pena de aplicar una serie de imposiciones que podrán en jacke a diversos sectores de las economías binacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?