| 8/15/2012 7:00:00 AM

Cómprelo, gánelo y escóndase

¿Se imagina ganarse $75.000 millones en un juego de azar y que medio país se entere quién los ganó y dónde podría localizarlo? Aunque no lo crea, eso sucedía hace dos décadas.

Hace unos años ganarse la lotería era exponerse a riesgos como el secuestro, la extorsión, el robo y hasta la muerte, es decir, ganarse el premio gordo le significaba más problemas que cuando no tenía plata, pero esa situación ya no es así.

Hoy Baloto sortea el premio más grande que se haya entregado en la historia del país ($75.000 millones), que podría quedar en manos de cualquiera de los compradores del tiquete, más de 1 millón según los directivos de Gtech (empresa dueña de Baloto), quienes aseguran que por la seguridad del ganador y de la empresa misma nunca han conocido la identidad de los afortunados.

“Me voy del país”, dice cualquier parroquiano a quien se le cuestiona sobre los proyectos que emprenderá en el eventual caso de poseer la combinación de números perfecta, pero lo cierto es que la mecánica para reclamar el premio del Baloto y la confidencialidad que se maneja, le garantizan más una real fortuna.

Según el gerente de mercadeo de Gtech, Mateo Villamil, en caso de ser el ganador lo único que hace Gtech es comprobar la veracidad del tiquete a través de una línea telefónica de asistencia. En ese momento lo remiten a un teléfono de la Fiduciaria Bancolombia para concretar una cita que solo se la darán en 5 ciudades del país: Bogotá, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Cali.

Explica que antes de la fecha, un equipo técnico de Gtech supervisa un dispositivo del que disponen en cada una de las sedes de la Fiduciaria, el cual se encarga de comprobar la veracidad del tiquete. Entonces, el día cero, el jugador deberá disponer del tiquete y frente a una persona de Coljuegos, la máquina verifica que sea el boleto ganador que, en caso afirmativo, le arroja otro con el valor total del premio, descontando la retención y el 4 por mil.

Villamil asegura que las únicas personas que tienen acceso al ganador del Baloto son dos personas que trabajan en la Fiduciaria Bancolombia y el funcionario de Coljuegos, quien valida que efectivamente se le pague el premio, “nadie más conoce al ganador”. “La persona que se gana el Baloto tiene la posibilidad de llevarse inmediatamente el dinero, consignarlo o que la Fiduciaria Bancolombia se lo administre. La persona es libre de manejar el premio como quiera, no hay ningún tipo de restricción, no se le entrega por cuotas”, dice el Gerente de Mercadeo.

Si hay ganador el día de hoy, a los $75.000 millones se le descuenta el 20% de retención y el 4 por mil, es decir, un 20,4% del total, que al final corresponde a un premio de $59.700 millones.

Por supuesto, para Gtech cuando el acumulado es alto, como en el caso de hoy que es histórico en Colombia, se traduce en ingresos porque crece el número de jugadores. “Cuando el acumulado es bajo, por cada sorteo alcanzan los 300.000 a 400.000 jugadores, mientras que si es alto, las entradas de jugadores alcanzan el millón por sorteo”, dice el directivo.

No tenían previsto superar el premio entregado el año pasado, $74.000 millones, el más alto en la historia del país; inclusive, “la previsión de Gtech contemplaba decrecer en 18% los ingresos, que el año pasado solo con Baloto alcanzaron los $310.000 millones.

En los años que lleva la operación de Baloto, a partir de 2001 hasta lo proyectado en ventas para este año, ha aportado en total cerca de $803.000 millones a la salud.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?