Dinero.com Revista Dinero

Ahora el Ministerio de Relaciones Exteriores será el único ente encargado de gestionar todos los asuntos en materia migratoria.

| 6/11/2013 7:30:00 AM

Comprando visa para un sueño inversionista

El nuevo código migratorio, además de unificar las resoluciones expedidas en esta materia, trajo consigo nuevas decisiones que dejan grandes discusiones abiertas.

De acuerdo con el análisis de Rodrigo Tannus y Diego Valdivieso, especialistas de la firma Godoy Córdoba Abogados S.A.S., entre otras modificaciones que presentó el Decreto 0834 de 2013, la Visa de Residente Inversionista tuvo cambios significativos que se harán vigentes a partir del 24 de Junio de 2013. 

Cambios que se verán reflejados en el tiempo, valor de inversión y mantenimiento de la misma.

En un principio, el extranjero que quería venir al país con la intención de invertir en algún sector, sólo debía girar una determinada suma de dinero para la compra de algún bien mueble o un bien inmueble, para obtener su visa de residente inversionista.

Con la nueva reglamentación, ya no se hace diferenciación entre un bien mueble o inmueble, sino que sólo tiene que cumplir con una inversión de 650 salarios mínimos legales vigentes ($589.500) que a la fecha equivalen a $383 millones.

Sin embargo se crea un limitante, donde esta visa sólo tendrá una vigencia por cinco años “esto quiere decir, que la persona que traiga ese capital para inyectarlo directamente en Colombia, en cualquier situación puede optar por su visa de residente, pero ya no va a ser por un tiempo indefinido, sino que tendrá un límite de hasta cinco (5) años que pueden ser renovables” explicó Valdivieso.

Otro punto que según los juristas está abierto a discusión, es el criterio del cónsul para darle la negativa a una visa de un extranjero inversionista “el decreto deja claro que la negativa a las visas no requiere justificación, es no y punto (…) De alguna manera, va en contra de la certidumbre que se le quiere dar al inversionista, porque eso lo ata a la total discrecionalidad del cónsul”, agregó.

Esto sin contar, que al término de los cinco años de haberse cumplido la vigencia de la visa, el decreto aún no especifica si el extranjero tiene que inyectar nuevamente este capital ($383 millones) o si por el contrario, sólo debe demostrar que esta inversión se mantiene para que la visa sea renovada.

Éstas y otras discusiones plantearon los abogados Tannus y Valdivieso, quienes además aseguraron que es necesario esperar la expedición de la resolución que reglamenta varios requisitos y otro tipo de información que no se plasma en este decreto, para entrar en un nuevo análisis y así determinar cuáles son los pros y contras de esta unificación.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×