| 10/24/2013 6:00:00 AM

Medicina prepagada sin reformas

Dos de las reformas más importantes del país, debatidas recientemente en el Congreso de la República incluyeron en sus discusiones la medicina prepagada. Finalmente, ¿qué pasó?

Aunque mucho se habló de hacer cambios en las tarifas del IVA en la medicina prepagada con la Reforma Tributaria y de realizar una sola cotización con el sistema obligatorio en la Reforma a la salud, nada de eso se reglamentó.

En la Reforma Tributaria se pretendía subir la tarifa del IVA, Impuesto al Valor Agregado, de 10% a 16%. Sin embargo, se decidió todo lo contrario. De esta manera, ese gravamen bajó de 10% a 5%.

En la Reforma a la Salud se buscaba inicialmente que los usuarios de estos planes de salud no pagaran dos veces, es decir, que dejaran de pagar su Plan Obligatorio de Salud y de manera adicional su medicina prepagada.

¿Cómo se iba a realizar? Al usuario se le daba la posibilidad de utilizar los recursos que iba a invertir en la EPS durante el año para el plan de medicina prepagada.

No obstante, la propuesta no prosperó en los debates del Congreso y quedó tal y como se venía cotizando: EPS de manera obligatoria y plan adicional de medicina, voluntaria.

El presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Acemi, Jaime Arias, señaló que la iniciativa en la Reforma a la Salud no avanzó porque el plan prepagado es voluntario y no se puede mezclar con el obligatorio.

“La medicina prepagada es distinta, los usuarios la pagan de su bolsillo para tener mejores servicios”, indicó.

Con respecto al precio de este servicio, el presidente de Acemi, señala que es más costoso para las personas de más edad debido a los riesgos o siniestralidad.

En Colombia, de los más de 40 millones habitantes, sólo 1,5 millones pueden costear un plan de medicina prepagada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?