| 9/8/2009 12:00:00 AM

¿Cómo llegará Surtifruver a Canadá?

El plan del supermercado de frutas, verduras y lácteos es el de tener seis almacenes en tres años. Venderían cerca de US$100 millones en Toronto y Montreal. ¿Cuál es la estrategia? ¿Cómo se preparan?

Cambiar de mercados de exportación se toma su tiempo, sin duda, pero empresas como Surtifruver ya tienen buena parte de su plan conformado para llegar a Canadá el año entrante. El caso de este supermercado de frutas, verduras y lácteos, es una muestra de que la entrada a otro mercado debe hacerse con una dosis elevada de planeación y organizarla en un detalle enorme.

La tarea la han hecho con juicio. Por ejemplo, tienen bien claro que necesitan estar allá directamente y no vendiéndoles a mayoristas. “Son productos perecederos”, dice Alonso Orjuela, fundador de la empresa. Por eso es tan importante que el receptor sea el mismo que los despacha. Una devolución de un embarque, justificado o no, ha quebrado a más de un colombiano que ha tratado de hacer ventas de frutas o verduras al exterior.

Pero naturalmente, el plan no contempla solo la recepción de los productos nacionales en Canadá. Quieren poner una red de almacenes de frutas y verduras en Toronto en primera instancia y posteriormente a Montreal.

El programa contempla la instalación de 6 almacenes en tres años, más o menos del mismo formato de los que ya funcionan en el país. “Queremos replicar nuestros almacenes allá, es decir, que se ofrezcan frutas, verduras y lácteos”, dice el gerente general de la compañía, Carlos Cortés.

Por eso, para aclimatarse a las condiciones del país boreal, ya comenzaron a mejorar los estándares de presentación y calidad en algunos de los establecimientos de Bogotá. “El delicatessen de nuestro almacén de la Calle 85 en Bogotá ya tiene quesos, aderezos y carnes de calidad extraordinaria”, dice. Esto para ajustarse a los requerimientos de la demanda canadiense.

La inversión es importante. Sin contar con los terrenos, sería de US$10 millones y ya tiene ofertas de apoyo de un pool de cinco bancos nacionales.

También han recibido ofertas de ayuda de los gobiernos municipales canadienses. La municipalidad de Toronto les propuso reducir temporalmente los impuestos para su instalación en el país. En el primer año les rebajarían la factura de tributos en 15% y solo después del cuarto año pagarían la tarifa plena.

Toronto naturalmente tiene ventajas además de las de impuestos. “Es la puerta a los Estados Unidos”, señala Alonso Orjuela.

Los resultados, esperan vender en el primer año US$20 millones, en el segundo US$60 millones y en el tercero US$100 y mantenerse por esos niveles.

Sin duda, el caso de Surtifruver es interesante para los que quieran explorar otros mercados más sofisticados que los de Venezuela, Ecuador, Centroamérica y el Caribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?