| 4/9/2015 5:00:00 PM

La oportunidad para los cafés especiales colombianos

Atendiendo la sugerencia del Gobierno, cafeteros colombianos buscan que los cafés especiales producidos en Colombia se abran paso en el extranjero.

El dato más reciente de exportaciones de café colombiano registró un aumento del 5% durante los últimos doce meses (abril 2104 – marzo 2015) superando los 10,9 millones de sacos, 539.000 sacos más en comparación con los 10,4 millones puestos en los mercados internacionales en igual lapso anterior.

La información que, en su mayoría, hace parte de la venta externa de café tradicional, también incluye la exportación de cafés especiales (cerca del 35%), mercado que, aunque pequeño en Colombia, es un referente mundial por las variedades y beneficios del grano en los países donde ha logrado establecerse.

Para entender la diversidad de productos y sus combinaciones, la Federación Nacional de Cafeteros ha dividido en tres grandes categorías su portafolio de cafés especiales: Cafés de Origen, Cafés Sostenibles y Cafés de Preparación.

Según Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación, el café especial es un producto de valor agregado que requiere un precio más alto, aún así se ha trazado el objetivo de exportar el doble de lo que se vende en el exterior para el año 2020.

Colombia estará en la Feria de Cafés especiales que se desarrolla en Seattle-EE.UU. organizada por Specialty Coffee Association of America (SCAA), para atraer más atención sobre la diversidad y la calidad de la variedad arábica del país así como precisar estrategias que le permitan seguir ganando adeptos en vez de desertores pues tal como lo informó Dinero, las nuevas generaciones están pasándose a otras bebidas u remplazando el café.

“El crecimiento del volumen dependerá del crecimiento en el mercado”, destacaba en una intervención en Medellín Luis Genaro Muñoz.

Vale la pena recordar que hace tan solo unos meses, Planeación Nacional sugirió a la Federación aumentar la producción de esta clase de cafés para trazar una senda sostenible en las exportaciones cafeteras de Colombia.

Se espera que en el encuentro en los EE.UU. asistan más de 2.000 expositores y más de 8.000 visitantes de 50 países. Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación de Exportadores de Café, Asoexport, manifestó que pese a que el grano tradicional sigue siendo el más negociado por efectos de regulación nacional e internacional, el mercado de los especiales viene en ascenso año a año llamando la atención de consumidores asiáticos, australianos y norteamericanos.

Es claro que no vamos a exportar 11 millones de sacos de cafés especiales, pero sí se debe ampliar el portafolio de productos colombianos. Para ello necesitamos que la regulación del mercado basada en el Uniform General Quality (UGQ), mediante la cual se establece un contrato de calidad, sea más flexible”, aclaró.

Sin embargo, para Oswaldo Acevedo, productor de café especial y miembro de la Comisión para el Estudio de la Política e Institucionalidad Cafetera, Colombia debe concentrar sus esfuerzos en producir café tradicional de excelente calidad, orientado a un segmento del mercado especializado, que es lo que permitirá tener una producción superior a la de otros países.

Los que dicen que los cafés especiales son el futuro del café colombiano están equivocados, pues ese sector es tan solo una pisca de la producción nacional, que se paga a buenos precios. Sin embargo, en el momento en que la producción de estos crezca, dejará de ser especial”, puntualizó.

Tal y como lo afirmó el Gerente Muñoz, será la demanda mundial la que le dé un horizonte a la producción nacional y a los esfuerzos de los productores en pro de hacer de la caficultura un negocio sostenible en los próximos años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?