| 2/22/2017 11:45:00 AM

Solo el 0,25% de los colombianos se da el lujo de volar en primera clase

Solo el 0,25% de los colombianos logra volar en primera clase, frente a un 99% de la población que lo hace en la categoría económica, según lo reveló un estudio de la firma estadounidense KAYAK. Aquí el perfil del viajero colombiano.

El Mobile Travel Report, publicado por el popular buscador de viajes KAYAK, detalla que a ese segmento de la población se suma un pequeño grupo que vuela en clase económica preferente (0,25%) y otro que lo hace en ejecutiva (0,50%).

En Colombia, como en el resto de los mercados latinoamericanos, la gran mayoría de los usuarios buscan y reservan vuelos en clase económica. Y no es de sorprender: después de todo, ¿qué porcentaje de la población puede permitirse viajar en primera?”, revela el documento.

Como parte de esta investigación también se estableció cuáles son los destinos más buscados por los colombianos en KAYAK, así como el sistema operativo más utilizado a la hora de planear viajes y realizar ese tipo de compras. 

De los destinos internacionales, Ciudad de México, Madrid y Miami figuran entre las 10 ciudades preferidas por los colombianos en todas las plataformas. Entre las ciudades nacionales preferidas están Bogotá, Medellín y Cartagena.

Imagen: Los destinos más populares según cada plataforma

Lo invitamos a leer: Los más grandes desafíos para el turismo en Colombia

“Entre otras cosas, uno de los resultados más predecibles ha sido comprobar que tanto para Colombia como para Argentina, Chile y Perú, la ciudad que más veces ocupa el primer lugar en al menos una plataforma, es Miami”, destaca el informe.

En cuestiones de hospedaje, la investigación concluye que el viajero colombiano promedio busca un cierto nivel de comodidad, aunque no necesariamente el lujo.

De hecho, se estableció que la mayoría busca hoteles 4 estrellas en casi cualquier plataforma. El porcentaje de los usuarios que prefiere los hoteles de lujo, por su parte, es igual en todas las plataformas (16%).

Aunque hay que resaltar que el comportamiento de los usuarios de la ‘app’ en Android es distinto, pues el 37% de ellos busca hoteles 3 estrellas por encima de las opciones de más lujo.

KAYAK también identificó que el promedio de los vuelos más caros encontrados por los colombianos este año en todas las plataformas es de $2.611.462 y detalló que el destino más caro encontrado es Sídney, Australia ($5.947.912).

En términos generales, los que buscan vuelos más caros son los usuarios de la web ($4.580.000  en promedio) y los que buscan vuelos económicos en esta categoría son los usuarios de Iphone ($1.405.000 en promedio).

Imagen: Precio promedio en pesos a los destinos más caros (nacionales e internacionales). 

Recomendado: Tres emprendimientos la sacan del estadio en turismo y transporte

Otro de los datos curiosos es que los colombianos hacen sus reservas de hotel un promedio de 33 días antes del viaje en Android, a diferencia de la app para iPhone o la web, que requieren solo 25 días.

El alquiler de autos es lo que menos antelación precisa, y se suelen reservar con un máximo de 12 días en el caso de la app para Android, y 6 en el caso de la app para iPhone y la web.

Además, de acuerdo al informe, los colombianos tienden a buscar más viajes cortos, como escapadas de fin de semana, seguidos por los viajes de una semana.

Finalmente, en cuanto a la actividad de los viajeros online, señala que la mayoría de las búsquedas en la web son realizadas los días lunes y miércoles en horas de trabajo, entre las 11:00 am y las 4:00 pm.

Los datos además indican que luego de un máximo de 2 búsquedas, tardan casi lo mismo en decidirse por un hotel o un vuelo (entre de 3 a 4 minutos).

Lea también: Colombia es ‘realismo mágico’ para los turistas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.