| 5/30/2013 12:10:00 PM

A los comerciantes no les cuadra el POT

Los comerciantes de Bogotá, representados por Fenalco, no están muy convencidos con algunos puntos que contempla el Plan de Ordenamiento Territorial que plantea la Alcaldía.

El director de Fenalco Bogotá, Juan Esteban Orrego, manifestó que el su preocupación sobre la falta de claridad y, lo que él considera como contradicciones, que presenta el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, propuesto por la alcaldía de Gustavo Petro.

Aunque Fenalco Bogotá reconoce la intención de ampliar el Sistema Integrado de Transporte Público, según las diferentes modalidades expuestas en el POT, rechaza que se incluya con naturaleza pública al servicio de parqueaderos, porque son de carácter privado.

Para Orrego, esto implica “una arbitraria expropiación administrativa. Además solicitamos que la administración haga claridad sobre los sectores por donde pasará el SITP, por ser una información fundamental para el proactivo desarrollo comercial de la ciudad”.

Sobre el cargue y descargue, el Director de Fenalco señaló que no se están teniendo en cuenta los estudios sobre movilidad de carga, que actualmente elabora la Secretaría de Movilidad junto con el sector privado, en los cuales se definen corredores de movilidad y centros logísticos. “Esta omisión generará un grave problema de abastecimiento para la ciudad y la región”, dijo.

Añadió que el POT no contempla una articulación con la operación del Aeropuerto Internacional Eldorado, “situación que afectará la competitividad y productividad de la ciudad frente a otras capitales latinoamericanas”.

Frente a los temas ambientales, Fenalco reconoce que se contemplen acciones en cuanto al cambio climático en el POT, por eso le propuso a la Alcaldía que incluya incentivos para hacer sostenible la mitigación de la huella de carbono sin que se restrinja el desarrollo urbanístico de la ciudad.

Finalmente, en cuanto a la simplificación normativa, para Fenalco Bogotá hay contradicciones en la formulación del plan, “ya que las acciones de mitigación terminan convirtiéndose en cargas; de tal forma que el comercio restringido -como los Talleres de Mecánica, CDAs, Lavaderos, Montallantas, Gasolineras, Bares, Juegos de Suerte y de Azar y Casas de Lenocinio, se medirán con el mismo racero y con tal concepto se restablece la licencia de funcionamiento, lo cual es abiertamente contrario a la Carta Política y a la política pública antitrámites contenida en leyes y decretos de orden nacional y claras instrucciones administrativas en El Distrito Capital”.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?