| 6/19/2014 3:50:00 PM

Ley seca paraliza el comercio organizado de Bogotá

Así lo afirmó el director de Fenalco Bogotá Cundinamarca, Juan Esteban Orrego Calle. Además de afectar el 70% del comercio, la medida estimula el consumo de licor ilegal y genera pérdidas millonarias, afirman los empresarios.

Según cifras de Fenalco Bogotá-Cundinamarca, el comercio de la capital de la república redujo sus ventas en un 70%. Por sectores, los más perjudicados con la medida decretada por la Alcaldía de Bogotá fueron los bares y discotecas quienes perdieron hasta el 100%, pues algunos decidieron no abrir sus establecimientos.

Por el lado de supermercados y tiendas, las ventas disminuyeron hasta entre el 30% y 40%. Además de la restricción en las ventas de bebidas alcohólicas, el tráfico de visitantes cayó en sus establecimientos.

En cuanto a los restaurantes, estos disminuyeron sus ventas entre un 25% y 35%, e inclusive, reportaron que fueron canceladas varias reservas de grupos que tenían planeado ver el partido.

De acuerdo con un barrido realizado por la Asociación Colombiana de Importadores de Vinos y Licores (Acodil) entre sus afiliados en total pierden $2.550 millones con la medida.

Los restaurantes, bares, almacenes de cadena y licoreras dejan de recibir $1.600 millones y a esto se suma eventos como Expovinos, uno de los mayores afectados, pues, tradicionalmente, en un día normal de la Feria las ventas alcanzan los $350 millones. A esta cifra se añaden los $600 millones invertidos en temas de logística como stands y protocolo.

Adicionalmente, tanto el Departamento de Cundinamarca como el Distrito deja de recibir dinero por impuestos de licores y vinos. “Por cada botella de destilados (whiskey, vodka, ron, tequila y ginebra) el Departamento deja de recibir en impuestos $19.000 y por cada botella de vino, $3.800”, explica Martha Patricia González, directora ejecutiva de Acodil.

Por su parte, el distrito deja de percibir $1.408 millones de impuestos (impuesto al consumo e IVA).

“Estas medidas tan repentinas nos perjudican mucho, porque el consumo ya viene bajando debido a la ley que impone severas multas a los conductores borrachos. Por ejemplo, El consumo de vinos que acompañan los almuerzos ha caído 30%”, afirma González.

La directiva agrega que los desórdenes y riñas que se han registrado en los últimos días ocurrieron en conjuntos residenciales y no en los establecimientos comerciales y que además, en un alianza entre diferentes actores de la industria como Bavaria, Asobares, Andi, Fenalco, Acodil, entre otros, tienen un plan de acción que incluye medidas como el conductor elegido, entre otras acciones de responsabilidad social durante el Mundial Brasil 2014.

Sobre el impacto que deja la Ley Seca para Bavaria, la compañía informó que tanto la empresa como su cadena de valor dejan de percibir más de $4.500 millones (calculado a precio de venta al tendero de $1.500 por botella) y se ven afectados más de 70.000 establecimientos en Bogotá. De los cuales, el 60% son tiendas de barrio y tiendas sociales (adaptadas con mesas y sillas para consumo en sitio).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?