| 1/29/2010 6:00:00 AM

Colombia tiene que transformar sus áreas rurales

La Universidad de la Salle ya tiene lista la primera fase de la ciudad universitaria para jóvenes de áreas rurales. Se prepara para recibir los primeros 64 jóvenes que se beneficiarán de las becas para iniciar su carrera universitaria de Ingeniería Agronómica.

Con la construcción de la ciudad universitaria en Yopal para jóvenes colombianos de áreas rurales, la Universidad de la Salle pretende contribuir de manera distinta a la creación de oportunidades para los participantes de un sector con problemas de inequidad, pobreza y violencia.

“La idea es que ser campesino no signifique vivir en la pobreza, la idea es que se pueda vivir en el sector rural en condiciones de dignidad”, dijó el Hermano Carlos Gabriel Gómez, rector de la Universidad de la Salle, quien le contó a Dinero.com los detalles de este proyecto.

Los estudiantes que entren al programa de Ingeniería Agronómica, deberán pertenecer a áreas rurales, demostrar ser líderes es sus regiones y serán becados por la universidad. Las becas incluirán alojamiento, alimentación y educación durante los cuatro años que dura el programa.

La inversión que ha realizado la universidad en el diseño, la construcción, selección y mantenimiento de los primeros 64 estudiantes asciende a $20.000 millones y esperan obtener recursos de organizaciones y donaciones para continuar con las demás etapas del proyecto.

Cómo nace la idea

La universidad cuando todo era un proyecto quería encontrar una manera distinta de crear oportunidades y crecimiento en las áreas rurales.

El establecimiento de un programa de Ingeniería Agronómica en las ciudades implicaba que los jóvenes que fueran a estudiar allá, se quedaran en las ciudades y no volvieran a su lugar de origen.

“La mejor manera de hacerlo era llevando la universidad a los jóvenes campesinos, la idea es que vuelvan y generen valor en su zona, que no se queden en la ciudad”, concluyó el directivo. De ahí la decisión de construir en la ciudad de Yopal.

Por otro lado, tenía que ser una ciudad universitaria, pues en las áreas rurales se encuentra fácilmente el nivel de escolaridad de los jóvenes, pero las preguntas sin respuesta en el momento de decidir seguir en la universidad son en dónde vivir y con quién vivir.

Una ciudad universitaria de 1.000 hectáreas, con alojamiento, alimentación, educación y trabajo es la solución a esas respuestas y la garantía para que los jóvenes accedan a la educación superior.

Al ser un programa dirigido a estudiantes de áreas rurales, se enfrentan al problema que es un sector de bajos recursos. Por medio de las becas que ofrecerá la universidad, esperan que esto sea solucionado. “El primer objetivo de la universidad es que los jóvenes del campo puedan llegar a ser protagonistas de los proyectos agroindustriales de sus regiones en buenas condiciones laborales”, agregó el directivo.

En qué consisten las becas

Las becas están dirigidas a jóvenes de áreas rurales, que demuestren liderazgo y raíces fuertes en su zona, pues la idea es formarlos y que regresen a sus regiones y generen valor en ellas.

En mayo de este año ingresan los primeros 64 becarios. Provienen de diferentes municipios de Casanare, Arauca y Meta. “Para los próximos años la idea es convocar a 100 jóvenes de todas las regiones del país” recalcó el rector de la universidad.

El primer proceso de selección se realizó así:

· Escogieron una serie de municipios de los departamentos de Casanare, Arauca y Meta.
· Contactaron varias personas que tienen poder de convocatoria como rectores de colegio, curas de parroquias, entre otros, para que escogieran los bachilleres que tuvieran el perfil que se requiere.
· Los bachilleres deben haber demostrado capacidad de liderazgo en su región, para garantizar que están comprometidos y van a usar las herramientas dadas por la universidad ahí mismo, tener interés en temas agropecuarios y ser de bajos recursos. Adicionalmente se estudia el pasado académico de cada uno, se realiza una prueba de aptitudes y una entrevista.

Mantener un estudiante los cuatro años que dura el programa le cuesta a la universidad $72.000.000. El becario tendrá alojamiento, alimentación y educación durante su estadía en la ciudad universitaria.

La próxima convocatoria empezará entre septiembre y octubre de este año. Para esta época esperan haber terminado la fase dos de la construcción del la ciudad universitaria.

Cuál es la metodología de enseñanza

El programa estará dividido en tres cuatrimestres por año, y durará cuatro años. Los estudiantes obtendrán el título de Ingeniero Agrónomo.

La metodología será también diferente. Bajo la premisa de “aprender, haciendo y enseñar demostrando”. “Los muchachos que vivan en la ciudad universitaria deberán trabajar en una parcela, realizar trabajos de labrado, sembrado, todo lo que un agrónomo tiene que aprender y al mismo tiempo tendrán sus clases como la de todos los universitarios” dijó el Hno. Gómez.

“Además, la ciudad universitaria tiene que producir parte de lo que allá se va a consumir”, agregó el directivo.

El programa esta enfocado en la creación de líderes políticos y sociales, para que puedan vincularse en los proyectos agroindustriales de sus regiones, en buenas condiciones.

Con este programa, se garantizaría la calidad en los proyectos de asociatividad para la producción agrícola y aprovechar las economías de escala con esas asociaciones de pequeños agricultores.

Los estudiantes tendrán que ir el último cuatrimestre a su lugar de origen a realizar la práctica. La universidad adelanta convenios con las agroindustrias formalizadas en las regiones, con las secretarias de agricultura, con proyectos asociativos que se vayan a realizar, para tratar de asegurar que los estudiantes se regresen a sus municipios en buenas condiciones laborales.

“Así mismo, el Ministerio de Agricultura adelanta algunos proyectos para patrocinar la creación de empresa por parte de los estudiantes”, agregó el directivo.

Los profesores que se escogieron van a garantizar la calidad del programa, tienen maestrías en las áreas que se van a dictar. Adicionalmente, piensan hacer de la ciudad universitaria un centro de investigaciones agrícolas y ganaderas para Colombia-

De dónde provienen los recursos

En la fase inicial del diseño, construcción, selección y mantenimiento de los primeros 64 estudiantes, se financió con recursos de la universidad. “La inversión a hoy va aproximadamente en $20.000 millones”, contó el directivo.

Los recursos para financiar la construccón de las siguientes fases y el mantenimiento de los próximos estudiantes esperan encontrarlos por medio de donaciones de organizaciones nacionales e internacionales, empresas y personas naturales. “Necesitamos ayuda y la estamos encontrando”, fue la respuesta del rector de la universidad a la pregunta.

“Es una buena oportunidad para construir país, darle la oportunidad a muchos colombianos y colombianas que quiere hacer su proyecto de vida en el sector agropecuario”, complementa el Hno. Carlos Gómez.

“Para poder sobrevivir los próximos 15 años, el ideal sería que el fondo que estamos formando alcanzara US$20 millones, $40.000 millones”, agregó el directivo.

Como última opción, están evaluando la posibilidad de cobrarle a los estudiantes cada cuatrimestre el equivalente a un salario mínimo. “Es bueno que sientan que las cosas cuestan”, concluye el rector de la universidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?