| 9/16/2012 12:00:00 PM

Colombia tiene cómo controlar la contratación pública

Estos procesos permanecen en el ojo del huracán por los múltiples escándalos que tristemente se vuelven rutinarios y que dejan en evidencia múltiples debilidades en los procesos.

Sobre estos temas es mejor buscar y proponer soluciones que resulten realmente eficaces más allá de la moda de anunciar grandes titulares para los medios de comunicación.

Así lo expone el Senior Manager de Ernst & Young - Líder de Contract Risk Services –, Myriam Pérez Yunes, quien destaca que uno de los métodos más efectivos para cerrar el ciclo de debilidades es vincular a terceros dentro del proceso de contratación a través de la ejecución de un servicio de interventoría.

Hay varias clases de interventoría, dentro de las cuales hay algunas más apropiadas para evitar que se materialicen riesgos en la celebración de contratos y en la ejecución de éstos, cuidando el patrimonio de la nación.

Pero explica que la misión del interventor es efectuar validaciones técnicas y administrativas que permitan comprobar que los bienes y/o servicios entregados por el contratista cumplan con las especificaciones definidas en el contrato; vigilar de manera permanente que se ejecuten a cabalidad las actividades técnicas, financieras y administrativas; hacer actas de inicio de ejecución, de recibo y de liquidación final del contrato; elaborar los informes de avance requeridos por el cliente y finalmente, realizar las autorizaciones de pago al contratista.

Pérez Yunes dice que las empresas del sector público suelen contratar estos procesos de interventoría, cuando ya se han celebrado los contratos, por lo que es imposible detectar posibles anomalías u oportunidades de mejora en la celebración de los mismos.

Por eso, en la opinión de la experta de Ernst & Young, es necesario vincular la labor de vigilancia y control desde la misma planeación del proceso de contratación, con lo cual seguramente se minimizará la probabilidad de incurrir en posibles desviaciones a nivel contractual.

Como resultado, la ejecución del contrato y la previsibilidad de posibles riesgos serían mejores, conllevando a la consecución de los beneficios esperados y a poder identificar problemas potenciales antes de la aparición de los síntomas, lo cual proporciona tiempo para tratar los problemas antes de que pueda verse afectado el contrato.

Según Myriam Pérez, los procesos de interventoría pueden ejecutarse desde diferentes enfoques:

·         Interventoría integral - administrativa, financiera, técnica y legal: incluye actividades de planeación, selección, legalización del contrato, monitoreo y desempeño de la ejecución de contrato, gestión documental del contrato, velar por la confiabilidad de información (última versión de entregables, soportes de pagos, prórrogas, entre otros) y efectuar el cierre del contrato.

·         Interventoría administrativa, financiera, técnica y legal de un contrato ya celebrado: este es el tipo de Interventoría que más es utilizado en este momento, inicia una vez se ha celebrado el contrato y se basa en efectuar actividades de verificación y validación de la adecuada ejecución del contrato hasta su cierre.

·         Ejecución simultánea de una Interventoría administrativa, financiera y legal realizada de forma independiente a una Interventoría técnica: esta es una nueva modalidad que se está empezando a implementar en Colombia y es contar con interventorías especializadas que apoyen una adecuada ejecución contractual, en la cual e realiza una Interventoría técnica con una empresa especializada en el tipo de contrato que se está celebrando (infraestructura, seguridad industrial, implementación de sistemas) y se realiza la interventoría administrativa, financiera y legal al contrato celebrado con una empresa diferente, especializada en temas de control, gestión de proyectos y administración de riesgos contractuales.

Concluye la funcionaria de la firma consultora que el ejecutar este tipo de interventorías le permite a la entidad tener un doble control en la ejecución de su contrato, sin incurrir en costos adicionales debido a que cada interventor es especialista en su tema, lo cual es más efectivo, y el costo se puede dividir entre cada una de las empresas que proveen dichos servicios.
                                                              
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?