| 11/28/2010 9:50:00 AM

Colombia recibirá ayuda de Venezuela, Brasil y CAF para afectados por lluvias

El país recibirá ayuda humanitaria de Venezuela y donaciones económicas de Brasil y de la Corporación Andina de Fomento (CAF) para los más de 1,3 millones de damnificados por las fuertes lluvias, anunció el presidente Juan Manuel Santos.

De Venezuela "están llegando dos aviones" con alimentos, agua, carpas y colchonetas", precisó Santos en un acto en Cartagena, al detallar que fue el presidente Hugo Chávez quien le confirmó esa donación ayer en Guyana, durante la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

También en Guyana, el mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció una donación de 500.000 dólares y la CAF va a entregar 100.000 dólares, señaló Santos.

Esta semana, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, estuvo en Colombia de visita oficial y llegó al país en un avión cargado con 28 toneladas de ayuda humanitaria.

Además, la Unión Europea donó 400.000 euros (unos 530.000 dólares) para atender la emergencia invernal, que se destinarán a ayuda alimentaria y agua potable.

Las lluvias más fuertes de los últimos 40 años en Colombia, provocadas por el fenómeno de La Niña, obligaron el pasado jueves al Gobierno a decretar el estado de "catástrofe nacional" y a pedir ayuda a la comunidad internacional.

Según el balance más reciente difundido hoy por la Dirección de Gestión del Riesgo del Ministerio del Interior y Justicia, las lluvias, inundaciones, deslizamientos y avalanchas dejan hasta la fecha 162 muertos, 223 heridos, 19 desaparecidos y 1,36 millones de damnificados.

Hay también 1.788 viviendas destruidas y 233.025 dañadas por las emergencias que se han presentado en 623 municipios de 28 de los 32 departamentos del país.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?