| 9/11/2013 5:20:00 PM

Colombia espera bonanza cafetera

El control de la plaga de la roya y el programa de renovación de los cafetales permitirá un crecimiento constante de la producción de grano en Colombia para el 2014.

Desde Belo Horizonte (Brasil), en la reunión de los 50 años de la Organización Internacional del Café (OIC), Juan Esteban Orduz, representante de la Federación Nacional de Cafeteros, señaló que "el problema de la roya se encuentra bajo control, gracias, en parte, a la producción de variedades resistentes a este hongo y al programa de renovación de cafetales".

Colombia espera una producción de café para 2013 en torno a los 10 millones de sacas (de 60 kilos cada una) y prevé un aumento superior en 2014 y en los años siguientes, dijo.

Para Orduz, el principal problema al que se enfrenta ahora el país es la caída de los precios del grano, que en el caso de Colombia fue -según explicó- de aproximadamente el 50 % desde el nivel alcanzado en los dos últimos años y la actualidad.

Esa bajada de los precios, junto con el aumento de los costes, han llevado a los caficultores a una situación "estrecha" -en su opinión- lo que ha provocado huelgas como las protagonizadas por el sector durante el mes de agosto.

"Los cafeteros tienen toda la razón", subrayó Orduz, quien es uno de los delegados de Colombia ante la OIC.

Orduz también se refirió a las declaraciones realizadas el pasado lunes por el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil, Fernando Pimentel, sobre la posibilidad de permitir importaciones de café de otros países, como Colombia, para mejorar sus mezclas de tueste.

"Si Brasil va a hacer un programa consistente de importación de grano de calidad para mejorar ciertas calidades del café que está mezclando y consumiendo, el socio más estable es Colombia. Si eso es lo que propone Brasil, nosotros estamos listos para venderle lo que quiera", precisó.

En este sentido, recordó que Colombia es el mayor productor de café suave arábigo lavado y añadió que el país está capacitado para suministrar durante todo el año "café fresco, de alta calidad y consistente".

Según explicó, Colombia basa su producción de café en la "calidad" y la "diferenciación", y por ello considera importante que los caficultores lleven a cabo un proceso de certificación del café para obtener un mejor precio en el mercado.

En la actualidad, de los 560.000 caficultores que hay en Colombia más de 150.000 tienen algún tipo de certificación, precisó.

EFE / D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?