| 4/8/2013 4:00:00 PM

Colombia, un país cada vez más de inquilinos

El alto número de hogares en arrendamiento es una oportunidad para concretar procesos de redensificación y renovación urbana que están pendientes de ser ejecutados en Colombia.

En el último año, la proporción de colombianos que vive en arriendo aumentó, de manera que actualmente el 34,4% de las familias tienen inmuebles en alquiler, frente al 32,3% que se había reportado en 2011.

El presidente Ejecutivo de Fedelonjas, Cesar Augusto Llano, dijo que el tema de arrendamiento es de vital importancia en especial porque Colombia se encuentra entre los países Latinoamericanos con mayor número de familias que viven en alquiler por encima de Venezuela, Perú, México, Chile, Brasil, Nicaragua y Argentina, entre otros.

Según cifras del Dane, durante  2012 además del grupo arrendatarios habían 15,2% de los colombianos viviendo en inmuebles por usufructo (que comparten inmuebles con familiares), mientras que el 43,3 % de los hogares tenía vivienda propia.

El directivo explicó que el alto número de hogares en arrendamiento en Colombia no debe ser visto como un síntoma de subdesarrollo, ya que por lo contrario es una oportunidad para llevar a concretar procesos de redensificación y renovación urbana que están pendientes de ser ejecutado en Colombia. En su concepto, el roll más importante que debe desempeñar el arriendo en este momento es convertirse en un instrumento de estabilización de precios de los inmuebles.

“En la actual coyuntura de precios, la pregunta que se hace el mercado es: ¿cómo se puede estabilizar el mercado de tal forma que se evite incubar las condiciones para que en el futuro el mercado colombiano sufra una burbuja inmobiliaria?. La respuesta sin lugar a dudas es implementar una política de arriendo que lleve a la oferta a sustraerla de las variables que han inducido el incremento de precios, concentrándola en la rentabilidad que pueden obtener al invertir en este tipo de proyectos”, precisó LLano.

En respuesta a esta visión y con el propósito de presentarle al Gobierno Nacional una serie de ideas al respecto, Fedelonjas ha señalado que 2013 debe ser el año del arrendamiento, por lo cual al interior del gremio viene discutiendo varias estrategias para incentivar la adopción de una política que incorpore el tema, como la vivienda de interés social en arriendo, la calidad de inmuebles en arriendo y los estímulos tributarios para su promoción.

“Para que haya bienestar en los hogares no es necesario que todos tengan vivienda propia, lo que hay que asegurar es el acceso a una vivienda digna, con los servicios e infraestructura urbana adecuada, independiente del tipo de inmuebles. Es por esto que el arrendamiento es una opción viable de  propiedad”, indicó el Presidente de Fedelonjas.

El directivo gremial destacó que el marco legal que tiene Colombia para el alquiler de inmuebles es positivo ya que en general las leyes para el alquiler de vivienda son equitativas para los arrendatarios y propietarios, lo cual facilita el que se den este tipo de transacciones.

“Lo mejor es contar un marco legal que promueva este importante instrumento y que le proyecte como una alternativa real de desarrollo y promoción social”, dijo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?