| 5/9/2015 5:00:00 AM

Es obligatorio mejorar la ejecución de inversiones

Así lo contempla el Plan Nacional de Desarrollo que incorpora un instrumento de gestión para priorizar, programar y asignar los recursos teniendo en cuenta su impacto social y económico.

Garantizar que el impacto en las comunidades en que se ejecuten recursos públicos con un fin específico, sea lo suficientemente satisfactorio para los beneficiarios y su entorno, será motivo de elogio y reconocimiento por parte del Gobierno Central que hasta hace poco premiaba a los directivos y entidades que más ejecución presupuestal registraban.

Un ejemplo de la eficacia del mecanismo es Perú, que desde 2007, y como parte de las reformas estructurales de segunda generación, incorporó los elementos básicos para la implantación del Presupuesto por Resultados con miras a fortalecer la planeación estratégica del gasto y poner el acento de sus políticas públicas en el ciudadano.

El director del Departamento Nacional de Planeación Simón Gaviria, fue quien propuso modificar esa práctica, pues en su criterio no siempre se evaluaba la calidad, la eficiencia y el impacto social y económico de esa ejecución, por lo que a través del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo, se busca conseguir dicha modificación.

Dentro del proyecto que ya pasó por las instancias de la Cámara y ahora va al Senado, se pretende privilegiar la eficiencia y la eficacia, precisando que “este es un mecanismo destinado a hacer más estrecho el vínculo entre la financiación de programas o intervenciones públicas y el resultado que se obtiene”.

Según el Subdirector Territorial y de Inversión Pública del DNP, Manuel Fernando Castro Quiroz, los instrumentos del presupuesto tienen estructuras distintas y ninguno de los dos logra vincular los productos y resultados a los recursos financieros. Sin embargo, el país sí cuenta con instrumentos de planificación, seguimiento y evaluación, pero dichos instrumentos operan de manera desarticulada.

Según Castro Quiroz, el análisis servirá de base para el diseño del nuevo modelo de presupuesto orientado a resultados para inversión pública, el cual aprovechará los instrumentos ya existentes con el fin de vincular de manera sistémica los productos y resultados con los recursos financieros.

¿Qué contempla el modelo?

El nuevo modelo de presupuesto orientado a resultados para inversión pública incluirá aspectos conceptuales, institucionales, funcionales, legales y tecnológicos, tomando al Programa/Producto como eje articulador, para lo cual se deberán armonizar los actuales conceptos del Programa Presupuestal y del Programa de Planeación.

“Se requiere optimizar los procesos de priorización, programación y asignación de los recursos, mejorar la calidad y el impacto de la inversión y, por esa vía, incrementar el bienestar y mejorar la confianza de los ciudadanos en el Estado”, explica Castro Quiroz.

“Este último factor resulta fundamental en el Plan de Desarrollo, dado que los recursos manejados por las entidades territoriales, incluyendo regalías, se han incrementado sistemáticamente desde mediados de los ochenta a la par con el avance de la descentralización”, dice el director del DNP.

Además, la implementación del presupuesto por resultados posibilita la vinculación entre los recursos de inversión y el cumplimiento de los objetivos y las metas de política pública, tanto sectorial como territorialmente.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?