| 11/21/2014 6:40:00 AM

La lucha contra la pobreza y la indigencia

Para el 2015, bajo las llamadas Metas del Milenio, deberían caer hacia el 28,5% y la indigencia hacia el 8,8%.

Los niveles de pobreza absoluta e indigencia en Colombia han continuado por la buena ruta de descensos durante la Administración Santos I (2010-2014) según un informe publicado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif.

En ello han jugado un papel clave las sinergias macroeconómicas resultantes de tres factores fundamentales: i) el buen ritmo de crecimiento de nuestro PIB-real; ii) el continuo descenso de la tasa de desempleo; y iii) el éxito del Banco de la República en haber mantenido la inflación en sus niveles bajos y estables de largo plazo, en la franja 2% al 4% anual, establecida desde el año 2010.

En efecto, el crecimiento del PIB-real estaría promediando un 4.8% anual durante el período 2010-2014, en línea con su nivel esperado de largo plazo del 4.5%. Es claro que este desempeño lo ubica entre los mejores de la región, aunque su “rutilante brillo” no tiene tanto que ver con nuestros avances (pues nos mantenemos sin alcanzar el anhelado 6% anual), sino con el desplome de la región hacia crecimientos que estarán promediando tan solo 3.3% durante ese mismo período del 2010-2014.

En lo referente al descenso del desempleo también se tiene una paradoja similar, pues aunque este ha descendido del 12% (promedio anual) en 2010 hacia el 9% en 2014, su nivel todavía supera de forma significativa el 5% o 6% que exhiben los referentes de Brasil, México, Chile y Perú. Por último, tenemos el tema de la inflación, donde aquí los logros de Colombia sí “brillan” tanto en términos absolutos como relativos.

Los datos de pobreza absoluta registraron un esperanzador valor del 29.3% de la población total a mediados del 2014 frente al 32.2% de hace un año o el 39% del 2010. Después del estancamiento en niveles del 41.6% durante el periodo 2006-2008, por cuenta de la desaceleración económica y la mayor inflación, cabe notar ese continuo descenso en los niveles de pobreza absoluta en Colombia.

En materia de indigencia (referida a aquellos con ingresos que tan solo alcanzan para alimentarse), se observa que estos registraron un valor de 8.4% de la población total hacia mediados del 2014 frente al 10.1% de hace un año o al 13.5% del 2010. Este registro es muy positivo si se tiene en cuenta que durante el período 2005-2008 dicha cifra se había trepado del 13.8% hacia el 15.8% de la población, por las razones antes comentadas.

Para el 2015, se habla de metas aún más ambiciosas bajo las llamadas Metas del Milenio, pues la pobreza absoluta debería caer hacia el 28.5% y la indigencia hacia el 8.8%. En este frente el gobierno deberá “aplicarse” aún más para alcanzarlas, pues el entorno global será mucho menos favorable en 2015-2016 que el observado durante 2011-2014. En particular, se pronostica que probablemente el crecimiento de Colombia se desacelerará hacia la franja cercana al 4% vs. el 4.8% registrado durante 2010-2014, lo cual probablemente implicará un menor ritmo de caída en el desempleo, más cerca del 8.5% que del 7.5% que viene mencionando el gobierno en los borradores del PND 2014-2018.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?