| 5/20/2010 6:00:00 AM

Colombia cede acerca del uso de biocombustibles por solicitud de la UE

Según una carta del Ministerio de Comercio a la Unión Europea en el marco del Acuerdo de Libre Comercio, el gobierno estudiará la posibilidad de flexibilizar la regulación que promueve el uso de biocombustibles en los próximos años.

Con el fin de promover el sector de biocombustibles, en marzo de 2009, el Ministerio de Minas y Energía (Minminas) expidió un decreto que establece que a partir del 1 de enero de 2012, el 60% de los vehículos con motores de menos de 2.000 centímetros cúbicos, deberán venir acondicionados con motores flexibles E85 (Flex-fuel E85), es decir que permitan mezclar como mínimo 85% de etanol en el combustible.

En una carta enviada a la Comisión Europea de Comercio por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se advierte que “en respuesta a las inquietudes expresadas por la Unión Europea con relación a las medidas vigentes...las autoridades colombianas impulsarán la expedición de una regulación que flexibilice el uso de los sistemas Flex-Fuel E85, en el marco de la política interna sobre la materia”.

Hay que resaltar, que al final de la carta el gobierno indica que consultará con las partes interesadas antes de adoptar cualquier medida al respecto.

La opinión del gremio

El presidente de la Fedecombustibles, Jorge Bendeck, le dijo a Dinero.com que para el gremio esa flexibilización se genera en primera instancia por la presión de algunas fábricas alemanas y tiene como consecuencia que la condición de los vehículos ya no reciban mezcla del 85% de etanol, si no de menor cantidad del combustible de caña.

“La cantidad de etanol en el combustible de los automóviles deberá reducirse de acuerdo con algunos componentes como la capacidad de producción del país, el avance tecnológico de los automóviles, estudios técnicos, entre otros”, declaró el presidente ejecutivo de Fedebiocombustibles, Jorge Bendeck.

Hasta ahora los motores de los vehículos que son importados y fabricados en el país, están acondicionados para recibir combustible con una mezcla que contiene 80% gasolina y máximo un 20% de etanol.

Para el gremio de biocombustibles, los cambios en la regulación desincentivan la inversión en el sector, generan incertidumbre y no garantizan protección e incentivos para aumentar la producción. “Ahora los productores y los posibles inversionistas tendrán que esperar la nueva regulación, para descubrir en que sentido los afectará. Esto no es bueno cuando se requiere atraer inversión”, dijo el presidente del gremio.

Aunque esperan que la medida no sea tan drástica, son consientes que para garantizar la entrada de nuevos inversionistas hay que garantizar la demanda del combustible. “En la medida que haya vehículos acondicionados, se puede ir aumentando la mezcla y la producción”, declaró el presidente de la Federación.

Por ahora, con la capacidad instalada y las próximas inversiones, este año habrá suficiente producción para garantizar una mezcla del 10% y en el 2012 para una mezcla del 15% de etanol. “Para atraer más inversión y hacer crecer más la industria hay que tener políticas que garanticen la demanda”, finalizó Bendeck.

Por otro lado, la recomendación que ha hecho la Andi es bajar la cuota obligatoria al 40% de los vehículos a partir del 2012, del 60% en el 2014 y del 80% del 2016. El 20% restante de la cuota se recomienda dejar para los carros de alta gama y todo el que no quiera vehículos con motor flexible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?