| 10/29/2013 10:15:00 AM

Buenaventura, capital de Alianza Pacífico

Colombia y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) impulsan el puerto colombiano como "capital" de Alianza Pacífico.

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Gobierno de Colombia firmaron un convenio para convertir al puerto colombiano de Buenaventura en "capital" de la Alianza del Pacífico, informaron fuentes oficiales.

El convenio entre la Alta Consejería Presidencial para la Gestión Pública y la CAF pretende poner en marcha el ambicioso plan que permita la transformación productiva del principal puerto colombiano, situado sobre el océano Pacífico, para lo que se unirán los sectores públicos, privado y comunitario.

La Alianza del Pacífico es un mecanismo de integración formado por Colombia, Chile, México y Perú.

Según un comunicado de la CAF, el objetivo es impulsar el desarrollo del puerto de Buenaventura, la identificación de líneas estratégicas de acción y proyectos prioritarios que permitan materializar y promover la competitividad, el desarrollo productivo y el ordenamiento territorial en la ciudad y en la región.

En opinión del director del CAF en Colombia, Víctor Traverso, "la construcción de una agenda de competitividad que permita priorizar proyectos y construir una visión de largo plazo tendrá gran impacto en esta importante región".

Por su lado, la alta consejera para la Gestión Pública y Privada, Catalina Crane, señaló que el Gobierno lidera desde hace un año una iniciativa para convertir a Buenaventura en el polo de desarrollo de Colombia en el Pacífico.

"Tenemos frente a nosotros la oportunidad de mejorar los servicios de comercio exterior, posicionar nuestros productos en las economías más dinámicas del mundo y generar miles de empleos que mejoren la calidad de vida" de los habitantes de la región, explicó la funcionaria.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?