| 6/25/2010 12:00:00 PM

Colombia avanza a menor ritmo que Latinoamérica

Para superar sus problemas de crecimiento Colombia tiene que seguir creciendo, pero debe hacerlo a un ritmo mayor al actual pues se sigue rezagando en términos comparativos.

El pasado 17 de junio tuvo lugar en Bogotá el seminario de Anif, Fedesarrollo y el Americas Society Council of the Americas: Colombia a los ojos de Wall Street recuperación internacional y retos para Colombia. En el se presentaron las opiniones de los principales analistas de la economía colombiana, quienes expresaron que el país, aunque ha obtenido avances importantes en sus indicadores económicos y sociales, todavía tiene un importante trabajo por hacer para desarrollarse más velozmente y conseguir el tan anhelado Grado de Inversión.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Óscar Iván Zuluaga, quien hizo la apertura del debate, centró su intervención en el Marco Fiscal de Mediano Plazo para 2010, el cual, en su opinión, refleja el compromiso de la política fiscal con la disciplina y la sostenibilidad de las finanzas públicas y su papel estabilizador a lo largo del ciclo económico. "En los próximos años, el retiro gradual del estímulo fiscal dará espacio adecuado de recuperación al sector privado y, en el mediano plazo, con el auge del sector minero-energético, una postura contracíclica de la política fiscal permitirá reducir la relación de deuda pública sobre PIB y jugar un papel amortiguador en pro de la estabilidad macroeconómica y del desempeño de los sectores transables", señaló Zuluaga.

Dijo además que el escenario fiscal de mediano plazo es consistente con la adopción de una Regla Fiscal para el Gobierno Nacional Central que tiene en cuenta el ciclo del crecimiento económico y el crecimiento del sector minero energético. "La adopción de una Regla Fiscal permitirá fortalecer el compromiso de un manejo responsable de la política fiscal que garantice un crecimiento económico sostenido en el mediano plazo", concluyó el Ministro.

Por su parte, el director de Fedesarrollo, Roberto Steiner, hizo énfasis en que a pesar de los avances conseguidos durante la administración Uribe, aún el país no logra ingresar al "club al que aspirábamos", haciendo referencia a estar entre los países que cuentan con Grado de Inversión. Entre las razones que mencionó Steiner como posibles causas para esta dinámica, resaltó que en estos ocho años Colombia experimentó un periodo de alto crecimiento con baja inflación, con un crecimiento impulsado por la demanda interna pero con el balance en cuenta corriente más negativo de América Latina.

"Con excepción de 2009, el desequilibrio en cuenta corriente es liderado por el exceso de gasto del sector privado y no del sector público", anotó el director de Fedesarrollo, y resaltó que en este periodo se ha sostenido un régimen monetario y cambiario relativamente limpio.

Como explicaciones a la no inclusión de Colombia dentro de los países con Grado de Inversión, Steiner argumentó que la situación fiscal se compara desfavorablemente con la de los países latinoamericanos con Grado de Inversión; las perspectivas de crecimiento no son las mejores; la necesidad de consolidar las finanzas públicas sin perjudicar el crecimiento en el corto y mediano plazo y el "creer que podemos salirnos de nuestros problemas con más crecimiento".

Las opiniones de Wall Street

Los analistas extranjeros invitados al seminario, por su parte, centraron su atención en los mercados de valores y argumentaron que, a pesar de no haber conseguido el Grado de Inversión, el aumento de la valorización de las acciones colombianas en la última década se debe a la disminución del Riesgo País.

Su argumento es válido al considerar que la diferencia entre la tasa de los bonos del gobierno de Estados Unidos y los del gobierno colombiano disminuyó 8,5% durante los años recientes, permitiéndole a Colombia ser una economía de bajo riesgo. Sin embargo, es descartada de entrada por muchos inversionistas por no tener Grado de Inversión.

"En esta época, en Latinoamérica ser Grado de Inversión no es una excepción, es una obligación. Una de las razones es que, anteriormente, el 5% del PIB de la región provenía de los países con Grado de Inversión, ahora el 80% de la producción de Latinoamérica proviene de esos países", dijo el director de investigación y estrategia de acciones en Latinoamérica del Grupo Santander, Cristian Moreno.

De otro lado, Lisandro Miguens, director administrativo de JP Morgan, declaró que "las empresas colombianas son muy tímidas en el tema de hacerse públicas y expandir las fronteras. Los inversionistas extranjeros miran las empresas con potencial de convertirse en campeones regionales y mundiales".

Conclusión del seminario: se destacaron como retos y oportunidades para el país utilizar el mercado de capitales para garantizar su crecimiento, dado que la financiación de las compañías por medio del mercado de capitales resulta muy eficiente. Se llamó la atención además de que las empresas entiendan que en el mercado de capitales tienen una oportunidad importante en la valorización que tiene en promedio el mercado colombiano. "En promedio, el precio de una acción es 23,8 veces sus utilidades, por lo tanto, para una empresa que apenas entra esto resulta muy atractivo", comentó Moreno, de Santander.

Por último, la presidente del Americas Society Council of the Amercias, Susan Segal, declaró que, para Colombia, obtener el Grado de Inversión debe ser una prioridad y es un punto crítico para que los inversionistas internacionales compren acciones en el país. "Hay mucho interés para seguir apoyando el país, pero si esto no se logra, muchos inversionistas perderán el interés".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?