| 6/27/2013 3:32:00 PM

Colombia apuesta por la biotecnología

Colombia ha hecho una apuesta por la biotecnología para dar respuesta a los grandes problemas globales respaldada por su megadiversidad, condición que la sitúa entre los 17 países que albergan la mayor parte de la riqueza natural del planeta.

Así lo anunció en una entrevista con Colombia.inn el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, responsable de la política de innovación del Gobierno, que es uno de los cinco pilares o "locomotoras" del plan nacional denominado "Prosperidad para todos".

"Creemos que el gran potencial hacia adelante de este país va a ser la biotecnología, sobre la base de que este es un país megadiverso", afirmó el ministro.

Según Díaz-Granados, "esa diversidad hay que verla como un gran laboratorio que hizo la naturaleza donde hay todo tipo de plantas y fauna" que podría ayudar "a resolver los dilemas actuales de la humanidad" en todos los frentes, desde la medicina hasta la escasez de alimentos.

Y es que el Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha identificado a Colombia como uno de los ocho países que pueden expandir su producción agrícola para ayudar a equilibrar los problemas de nutrición del planeta, y, según el ministro, la nación "está preparada justamente para ello".

Además, es uno de los 17 países megadiversos del mundo, según una clasificación del Centro de Monitoreo de la Conservación del Ambiente, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Ante semejante riqueza, Colombia ha desarrollado en su historia una gran experiencia en la producción agrícola y ganadera, al tiempo que su variedad de culturas ha acumulado una completa sabiduría popular alrededor de los remedios y bálsamos naturales.

Pero más allá de ese bagaje cultural, el ministro apuntó que "hay temas en los cuales Colombia comienza a mostrar cómo algunas innovaciones son útiles", no sólo para los procesos productivos locales, "sino en general para todo el mundo".

Se refirió a los centros de investigación especializados en productos como el café y la caña de azúcar, volcados en estudios tecnológicos que buscan mejorar el genoma de las plantas para afrontar "los retos que vienen del cambio climático".

De hecho, los estudios sobre la caña de azúcar y sus derivados, como el azúcar y la panela, han resaltado el potencial de este producto "como alimento y energético".

De hecho, hay empresas que, "a través de innovación y tecnología", han adaptado productos tradicionales como la panela en dosis pulverizadas y saborizadas más atractivas para el mercado o que han empezado a exportarla como complemento energético para la alimentación orgánica de animales, dijo.

Es el caso de la firma Doña Panela, que recoge la materia prima de 1.200 trapiches de Colombia, los procesa y pulveriza en Bogotá y los empaqueta en su fábrica de la localidad de Chitaraque (centro-este), labores que ha desarrollado gracias en parte a los recursos que obtuvo del programa iNNpulsa Colombia, adscrito a su ministerio.

"Este programa está enfocado en ayudar a las empresas a mejorar su desarrollo tecnológico, entonces logramos de manera muy asertiva en los últimos dos años ir colocando cada vez más recursos para la pequeña y mediana empresa", explicó.

Esta iniciativa nace de una reflexión que hizo el Gobierno de Colombia, encabezado por el presidente Juan Manuel Santos, desde el inicio de su gestión en agosto de 2010.

Según el ministro de Industria, el Ejecutivo fue consciente de que en Colombia se estaba limitando a ser un país productor y exportador de carbón y petróleo, "recursos que son limitados" y que exigieron modificar el modelo de desarrollo para que fuera "más diverso, sostenible y basado en la innovación".

"Por esa razón, tomamos la decisión de que el 10 % de las regalías anuales que generan el carbón y el petróleo se destinaran a la ciencia, tecnología e innovación", sostuvo.

EFE / D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?