| 4/21/2014 6:00:00 AM

Nuevo tajo a la minería ilegal

El Gobierno expidió un decreto en el que pretende poner un mayor control a las importaciones de maquinaria minera destinadas a la actividad ilegal del sector.

Luego del paro minero en 2013 las autoridades colombianas y los representantes del sector coincidieron en que el principal problema radicaba en la minería ilegal.

El Gobierno Nacional impuso una serie de medidas para frenar esta actividad pero que afectaba de manera directa la minería artesanal.

Las determinaciones decretadas por el Ministerio de Minas y Energía puso en dificultades las relaciones con los dirigentes del sector en especial de los pequeños productores que iniciaron un cese de actividades el cual se concentró en el departamento de Boyacá.

No obstante las negociaciones entre las partes llegaron a un feliz término gracias a la concertación con la modificación de varias normas que facilitaron la actividad de este segmento de la minería.

Pese a ello, uno de los temas que quedó en el aire fueron las importaciones de maquinaria para la actividad de explotación de minerales.

De acuerdo con las investigaciones un buen porcentaje de este ingreso de bienes estaba dirigidas a la actividad ilegal en varias regiones del país.

Por ello el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se puso al frente de este tema y endureció los requisitos de las subpartidas arancelarias para este sector.

Dinero conoció un decreto en el que se toman una serie de medidas estas basadas con los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones con el fin de lograr acuerdos para combatir este fenómeno.

Mediante el acto administrativo, firmado por el presidente Juan Manuel Santos y los ministros de Minas, Amylkar Acosta, de Comercio, Santiago Rojas, de Transporte, Cecilia Álvarez y de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se establecen controles a la maquinaría referenciada para este sector.

Entre los objetivos está precisamente ejercer un mayor control de todos los equipos e insumos que presuntamente van dirigidos a sectores que están realizando actividades mineras de forma ilegal.

Entre ellos se destacan reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos; partes de estas máquinas o aparatos. Además topadoras frontales (bulldozers), topadoras angulares (angledozers), niveladoras, traíllas (scrapers), palas mecánicas, excavadoras, cargadoras, palas cargadoras, compactadoras y apisonadoras (aplanadoras), autopro­pulsadas, entre otras.

Con la expedición de este decreto en los próximos seis meses la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Dian, y el Ministerio de Defensa Nacional, suscribirán un convenio de intercambio de información para acceder a la información disponible sobre la importación de estos bienes.

Así mismo, se deberá incluir en este convenio el intercambio y actualización periódica de información relevante que puede ser usada en el Sistema de Administración y Perfilamiento de Riesgos de la Dian, para incrementar la efectividad en el control a las importaciones de maquinaria utilizada en la minería.

Uno de los puntos clave es que la importación de la maquinaría correspondiente a las subpartidas estarán sujetas a las licencias establecidas por la autoridades, al igual que el tema aeroportuario y el Registro Único Nacional de Tránsito.

Una vez se de este convenio tendrá que pasar un mes para que la Policía Nacional establezca las condiciones técnicas del equipo, instalación, identificación, funcionamiento y monitoreo del sistema de posicionamiento global, GPS, u otro dispositivo de seguridad y monitoreo electrónico y el mecanismo de control para el cambio del dispositivo, así como los parámetros para la autorización de proveedores de servicios y llevará el registro respectivo.

Las autoridades podrán verificar en cualquier tiempo que los proveedores registrados mantengan las condiciones de cumplimiento respecto de los requerimientos técnicos mínimos.

En caso de verificarse que alguno de los proveedores ha dejado de cumplir con las mismas, se podrá suspender su autorización y registro.

De esta manera, la maquinaria que no cumpla con los requisitos exigidos deberá ser inmovilizada por la Fuerza Pública y puesta a disposición de la autoridad de tránsito competente. Los gastos de la inmovilización de la maquinaría objeto de la medida serán asumidos por el propietario de la misma.

Con esta serie de medidas se espera una mayor regulación de las importaciones de maquinaría minera que igual deben contar con los requisitos establecidos por la ley entre ellas, con las autorizaciones, títulos mineros, entre otros.

Historia del acuerdo

El Acuerdo de Cartagena constitutivo de la Comunidad Andina prevé la armonización gradual de las políticas económicas y sociales de los países miembros, la aproximación de las legislaciones nacionales y acciones para el aprovechamiento y preservación de los recursos naturales y del medio ambiente.

El tratado de creación del Tribunal de Justicia de la Comunidad facultó al Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores a tomar decisiones que serán directamente aplicables en los países miembros.

Mediante decisión del 30 de julio de 2012 el Consejo Andino de Ministros en reunión ampliada con los representantes titulares ante la comisión adoptó la Política Andina de Lucha contra la Minería Ilegal.

Cabe anotar que el artículo 3 de dicha decisión define la minería ilegal como la actividad minera ejercida por persona natural, jurídica o un grupo de personas sin contar con las autorizaciones y exigencias establecidas en las normas nacionales.

Por otro lado, el artículo 2 señala que esta decisión tiene el objetivo de optimizar el control y vigilancia de la importación, exportación, importación, procesamiento, comercialización y cualquier otro tipo de transacción a nivel andino y con terceros países de minerales y de sus productos provenientes de la minería ilegal así como de maquinarias, equipos, insumos e hidrocarburos que puedan ser utilizados en la misma.

Igualmente los países miembros deberán fortalecer mecanismos de control y trazabilidad de maquinaria, hidrocarburos, equipos e insumos utilizados en la minería así como el producto final de la misma.

Estas naciones adoptarán medidas legislativas, administrativas y operativas necesarias para garantizar la prevención y control de la minería ilegal, en particular con el objeto de controlar y fiscalizar la importación, exportación, transporte, distribución y comercialización de maquinaría, sus partes, accesorios, equipos e insumos químicos e hidrocarburos que puedan ser utilizados en la minería ilegal.

Los países miembros se encuentran facultados para decomisar, incautar, inmovilizar, destruir, demoler, inutilizar, neutralizar los bienes, maquinaría equipos e insumos utilizados en la minería ilegal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?