| 4/18/2016 10:15:00 AM

Cierran obras de la Javeriana y la Central por incumplir normas ambientales

La Secretaría de Ambiente de Bogotá ordenó el cierre de dos obras que se adelantaban en las Universidades Javeriana y Central al considerar que violaban las normas ambientales.

El cierre efectuado a la obra en la Universidad Javeriana se produjo por la ocupación indebida del cauce del Canal Mariscal Sucre, en inmediaciones del Parque Nacional.

En dicho lugar la Secretaría identificó materiales de construcción en inmediaciones al cauce del canal, a la vez que se evidenció una presunta “tala de árboles sin el permiso ambiental”.

Mientras que en la Universidad Central se “evidenció el vertimiento de grandes cantidades de lodos de construcción a la red de alcantarillado de la ciudad” sin ningún tipo de tratamiento, alertó la Secretaría.

Lea también: La imborrable huella de la destrucción de los bosques para la economía

Adicionalmente, ese despacho manifestó que debido a esa actividad se había  generado inundación a un predio aledaño. Por lo anterior, la Secretaría decidió ordenar la suspensión preventiva e inmediata de la obra, la cual además generaba “depósito de lodos en el alcantarillado de la localidad de Santa Fe”.

“Así mismo se suspendió la actividad de salida de vehículos que no cumplan con las normas ambientales, por el deterioro y contaminación en las calles y espacio público del sector”, añade el documento oficial.

Finalmente, la Secretaría hizo un llamado a todas las instituciones y empresas para que cumplan las normas ambientales y con ello se eviten cierres, sanciones y multas.

Y reiteró que las acciones impuestas en contra de las dos universidades bogotanas “se mantendrán hasta que no se adelanten las acciones que eviten la contaminación de corrientes superficiales y de la red de alcantarillado”. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?