| 3/16/2016 9:40:00 AM

Cerrejón y su sindicato lograron un acuerdo impidiendo la huelga

Tras haber votado en un 98% por una huelga, las comisiones negociadoras del sindicato (Sintracarbón) y de la empresa (Cerrejón), finalmente cerraron el Conflicto Colectivo iniciado el 18 de diciembre de 2015, con la firma de una nueva Convención Colectiva de Trabajo.

Como había afirmado en días pasados el líder sindicalista, el sindicato estaba dispuesto a negociar y a escuchar nuevas propuestas, para lograr la Convención Colectiva. El día de ayer, finalmente se logró un acuerdo entre el grupo sindical y la empresa.

Logrando un acuerdo en todos los puntos, la nueva convención regirá por dos años (2016-2017). “La nueva convención mantiene y aumenta los beneficios a los trabajadores a pesar de las dificultades que presenta el mercado del carbón”, declaró la empresa.

Dentro de los puntos más complicados para la firma de la convención estuvo presente el tema salarial y de salud principalmente.

De acuerdo a los logros a nivel económico, el aumento salarial será del 7% para 2016 y para el 2017 será del IPC + 0,23%.

De igual forma, como anunció la empresa “se lograron importantes avances en auxilios educativos y en impulsar la mejora en la prestación de los servicios de salud”.

Esto lo ratificó el sindicato, al comunicar que se logró que los valores de estos auxilios se incrementen en el índice del IPC causado en 2015, lo que representaría una inyección de casi 800 millones de pesos y se vería traducido en que muchos trabajadores recibirían un auxilio de casi el 100% del valor de la matrícula de sus hijos.

Estos y otros logros de tipo familiar, social, económico y de movilización sindical se pudieron acordar tras la firma de la nueva Convención Colectiva de Trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?