| 4/10/2014 7:00:00 AM

En firme Censo Agropecuario

El proceso seguirá en marcha pese al inconformismo de algunos campesinos en el Cauca. Esta semana termina la Fase I del censo.

Después de 44 años el Gobierno Nacional tomó la decisión de realizar el Censo Nacional Agropecuario en el país esto con el fin de cumplir con la agenda propuesta en materia de política agropecuaria.

Las dificultades de este sector en sus diferentes frentes de producción obligaron a una mayor destinación de recursos tanto en inversión como en subsidios.

Pero el tema agrícola tomó más relevancia con el inicio de las mesas de dialogo en La Habana, Cuba, entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Con ello, el censo cobró gran importancia y se volvió un punto clave para identificar las dificultades y de esta manera buscar las mejores soluciones para el desarrollo del sector.

Sin embargo se ha tenido dificultades en el camino que de igual forma no han impedido el desarrollo del descenso que está  por terminar una de sus primeras fases de ejecución.

Dinero habló con el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, Mauricio Perfetti, quien dio los apartes del censo y los beneficios que traerá para el país.  

La ejecución

Esta semana estamos cerrando el operativo censal en el Departamento de Atlántico. Con este departamento damos por terminada la Fase I del Tercer Censo Nacional Agropecuario, la cual inició en noviembre del año pasado. Esta primera fase incluyó también los departamentos de Quindío, Risaralda y 15 municipios del Norte del Tolima.

En esta primera fase se concertó el trabajo con los líderes de la comunidad Embera Chamí en algunos municipios de Risaralda y con la comunidad Mokaná en el Atlántico. La Fase I se desarrolla por modalidad de barrido.

Cronograma

En los meses de junio y julio se pondrá en marcha el operativo de las Fases II y III del Tercer Censo Nacional Agropecuario. 

La Fase II tiene una duración en campo de dos meses e incluye todo los demás departamentos del país. 

La Fase III tiene una duración de un mes y se encargará de recorrer las zonas del país en las cuales están ubicadas las comunidades indígenas y los territorios colectivos de comunidades afrodescendientes donde las vías de acceso no son fáciles y es necesario trabajar en la modalidad de rutas, en regiones como el Andén Pacífico la Amazonía, la Orinoquía y la Alta Guajira.

La Fase II se desarrolla por modalidad de barrido, mientras que la Fase III se desarrolla por modalidad de rutas.

Modalidad de barrido: se realiza en aquellos municipios en los cuales las condiciones viales y geográficas facilitan el establecimiento de un centro operativo, donde se localiza un punto de partida desde el cual los censistas se dividen para realizar el recorrido a lo largo del día y se reencuentran al final de la jornada. En esta modalidad la recolección de la información se hace a través de los Dispositivos Móviles de Captura – DMC. 

Modalidad de rutas: es una estrategia operativa para la aplicación de operativos censales, que requiere disponer de recursos logísticos y la participación activa de representantes de los pueblos indígenas y de los territorios colectivos de comunidades negras para el desarrollo del operativo. La recolección de la información se realiza en papel.

Posteriormente, se hará el análisis de los resultados obtenidos, así:

• Tres meses después de concluido el operativo censal, se darán a conocer los resultados nacionales.

• Seis meses después los resultados por departamento.

• Nueve meses después, los resultados por municipios.

Recursos

El Tercer CNA está trabajando con el presupuesto asignado, haciendo eficiencias en el gasto, en razón al incremento de los costos por la inclusión en el cuestionario de las secciones sociodemográfica y de producción por cultivo, lo cual obviamente reduce los rendimientos en campo y eleva el tiempo de aplicación del cuestionario; así como el trabajo en los procesos de concertación y desarrollo de la Fase III.

El inconformismo

Hasta el momento, tenemos un solo reporte de inconformidad de un grupo de campesinos del departamento del Cauca.

Este grupo manifiesta que el concepto de campesino debe aparecer en el cuestionario del 3er CNA como aparece el de afrodescendiente e  indígena y que campesino es el que tiene menos de cinco hectáreas. La pregunta es: ¿qué pasa con aquel que tenga seis hectáreas o un poco más? ¿Queda excluido?

Además, es importante aclarar que el formulario hace preguntas en temas claves que van a permitir llegar a distintas definiciones de campesino, en especial para el desarrollo de políticas públicas para este importante grupo poblacional, tal y como lo ha manifestado el Viceministro de Desarrollo Rural, Aníbal Fernández de Soto.

Lo más importante es concientizar a todos los productores agropecuarios sobre la importancia del CNA, ya que permitirá consolidar información estadística estratégica y actualizada del sector agropecuario en cuanto al desarrollo productivo, lo sociodemográfico y lo ambiental. Algo que no se hacía desde hace 44 años.

En contexto y balance

El tercer Censo Nacional Agropecuario llega al campo colombiano después de 44 años, con el fin de hacer un estudio exhaustivo y riguroso que permita conocer la realidad del sector agropecuario para que el Gobierno Nacional pueda formular políticas públicas y tomar decisiones acertadas y coherentes con la realidad del sector.

Con el tercer Censo Nacional Agropecuario se logrará identificar al productor agropecuario, la estructura productiva y el uso de la tierra, caracterizando el inventario agropecuario, la tecnificación de las estructuras productivas, el acceso a asistencia técnica y créditos, las viviendas rurales, y las unidades económicas no agropecuarias en el área; así como los temas sociodemográficos y ambientales.

El tercer Censo Nacional Agropecuario cubrirá la totalidad de los predios rurales, territorios colectivos de comunidades afrodescendientes (negras, raizales y palenqueras) y resguardos indígenas de todo el país. 

En total serán censados 3.9 millones de predios rurales, 182 territorios colectivos de comunidades afrodescendientes y 770 resguardos indígenas.

La información recopilada permitirá identificar las necesidades de los habitantes rurales y la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas agropecuarias y de desarrollo rural en el ámbito municipal, departamental y nacional.

La información recolectada servirá también para efecto de mejorar las encuestas que hoy se aplican en la zona rural del país y que recolectan información sobre el mercado laboral (GEIH), las condiciones de vida de los hogares (SV) y la encuesta sobre área, producción y rendimiento de los cultivos (ENA). 

Además, se constituye en una primera fotografía de lo que será el próximo Censo de Población y Vivienda para la zona rural.

Por eso la invitación que le hacemos a todos los productores agropecuarios y a los habitantes de las zonas rurales a que le abran la puerta al censista y le cuenten al censo para la prosperidad del campo, ya que éste es, sin lugar a dudas, el evento más importante para la transformación del campo colombiano en el futuro cercano. No se puede dejar pasar una oportunidad única y excepcional después de 44 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?