| 7/14/2013 5:43:00 PM

Cartagena elige alcalde empresario

De acuerdo con el más reciente boletín de la Registraduría, Dionisio Vélez, es el vencedor de las elecciones atípicas que se realizaron este domingo en la capital de Bolívar.

El organismo ya publicó los resultados del 99% de las mesas dispuestas para las votaciones, en las que se cuenta 94.853 votos para Dionisio Vélez, 76.366 para María del Socorro Bustamante, 9.753 para Wilson Borja y 2.189 para Miguel Navas. El voto en blanco logró 10.852 sufragios.

Dionisio Fernando Vélez Trujillo es un empresario cartagenero de 38 años de edad, es administrador de empresas, especializado en finanzas y en gerencia de instituciones de educación superior de de Wichita State University.

Su último cargo fue como vicerrector de Desarrollo Institucional en la Fundación Tecnológica Antonio de Arévalo; fue presidente en Incisan Fire Colombia; también se desempeñó como gerente administrativo y financiero en B.T. Security technology y Gerente General en E.D.S. Terpel.

Estará al frente de la ciudad durante 2 años y 5 meses, el tiempo restante para que culmine el periodo de los alcaldes de Colombia.

Los que quedaron atrás
Miguel Navas es ingeniero Agrónomo, exalcalde del Municipio de Santiago de Tolú, exgobernador del Departamento de Sucre, Gobernador del Departamento de Bolívar.

María del Socorro Bustamante estudió fisioterapia en la Universidad del Rosario y se especializó en Terapia de Cuidados Intensivos en la Universidad de Miami. Fue concejal de Cartagena.

Wilson Borja es un ingeniero de sistemas, político y sindicalista colombiano nacido en Cartagena de Indias. Fue elegido por votación popular como representante a la Cámara en las elecciones de 2002 y de 2006.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?