| 3/2/2010 2:30:00 PM

Cancilleres se reunirán para acordar encuentro de presidentes

Colombia pretende hablar con Venezuela de seguridad, narcotráfico y comercio en un eventual encuentro de los cancilleres de los dos países, anunció el martes el ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.

Colombia invitó a Caracas a concretar una iniciativa de acercamiento propuesta por un grupo de países amigos que lidera el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, y el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, se mostró dispuesto a avanzar en tener las mejores relaciones con Bogotá.

"Hay un buen número de temas que preocupa, nosotros tenemos preocupaciones en materia de seguridad, en materia de narcotráfico, en materia de comercio y exportaciones de Colombia hacia Venezuela, hay muchos temas", dijo Bermúdez. "Pero lo que hemos dicho es que cuando hay dificultades no hay que cerrar relaciones sino precisamente profundizarlas, hablar cara a cara y tocar los temas a fondo, y si tenemos además un mecanismo como proponen los presidentes de países amigos estamos listos", sostuvo el canciller a periodistas.

En la Cumbre del Grupo de Río que se reunió en México, la semana pasada, varios países acordaron impulsar un proceso de acercamiento entre Colombia y Venezuela para evitar que la crisis diplomática se agrave después de un incidente entre los mandatarios de los dos países.

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, le reclamó a su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, por lo que el primero considera como un "embargo económico" al cerrar las importaciones colombianas en represalia por la firma de un acuerdo militar entre Bogotá y Estados Unidos.

Estados Unidos, tema de crisis
En medio de la discusión Uribe le gritó a Chávez "sea varón", a lo que el mandatario venezolano le respondió con un "vete al carajo", de acuerdo con funcionarios de gobiernos presentes en el momento del incidente.

Chávez considera que el acuerdo militar de Bogotá con Washington le extiende a Estados Unidos una plataforma desde la que pretende una invasión a Venezuela para derrocarlo y poner fin a la revolución socialista que el líder izquierdista dice impulsar a favor de los más pobres.

El Gobierno de Bogotá asegura que el acuerdo sólo permite a militares de Estados Unidos acceso a siete bases para realizar operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo.

La crisis en las relaciones diplomáticas de Bogotá y Caracas es considerada como la más grave desde 1987, cuando los dos países que comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros estuvieron al borde de una guerra después de que un barco de guerra de Colombia fue interceptado por la Armada de Venezuela en una zona marítima bajo disputa limítrofe.

En medio de la crisis se han registrado asesinatos de colombianos en Venezuela, acusaciones de espionaje, detenciones de efectivos de las fuerzas de seguridad de los dos países, destrucción de puentes en la frontera y expulsión masiva de colombianos desde el vecino país.

De acuerdo con fuentes de seguridad de Bogotá y Washington, en Venezuela se refugian líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras que se han incrementado las actividades de narcotráfico desde ese país.

Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?