| 6/29/2016 10:47:00 AM

Canal del Dique: 6 años después no hay avances según la Contraloría

Cuando la ola invernal arrasó con el Caribe se contrataron obras que aún no se terminan. Esta es la denuncia.

El Mega Proyecto Canal del Dique está en pañales, de acuerdo con un informe de la Contraloría General de la Nación. Las obras tienen un avance del 11,85% y no hay obras definitivas para mostrar.

En 2010 y 2011 la ola invernal dejó poco más de un millón de damnificados por las inundaciones en todo el país. Una de las zonas más afectadas por las lluvias fue la Costa Caribe. Allí el Canal del Dique, un brazo artificial del Río Magdalena, se desbordó y llenó de agua cientos de hectáreas.

“Es claro que no existen avances en la fase de intervenciones, no hay obras ni prioritarias ni definitivas, las zonas comprometidas con el canal son altamente vulnerables y la población no cuenta con herramientas que respondan a la ola invernal”, concluyó la entidad tras una visita física a la zona a mediados de junio.

Vale aclarar que aunque las inundaciones ocurrieron en 2010 la ejecución del proyecto de intervención comenzó hace cuatro años.

“El Fondo Adaptación apenas puede ofrecer avance en las primeras obras de Calamar y Santa Lucia, que se refieren a prevención de inundaciones para octubre de 2016, precisó”, agregó la entidad.

El Fondo de Adaptación es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y fue creada para reconstruir los lugares del país afectados por la ola invernal. En sus tareas está la construcción de obras de mitigación y prevención de futuros desastres.

La Contraloría asegura que el único avance se presenta en las obras de un contrato firmado en 2014 para la construcción de 2 exclusas en los puntos de alto riesgo que generaron el desastre y emergencia durante la ola invernal 2010-2011.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?