| 6/14/2016 12:01:00 AM

Campesinos quieren echar a las petroleras de 13 municipios en La Macarena

En San Juan de Arama buscan revocar una licencia argumentando que tienen el mismo derecho a un ambiente sano que en Caño Cristales.

Un grupo de campesinos de San Juan de Arama prepara una tutela para tumbar la licencia del bloque CP0-16 de Hocol (filial de Ecopetrol), dijo un vocero de la Mesa Hídrica de San Juan de Arama a Dinero. Posteriormente buscarán mecanismos de revocatoria de varias licencias de la zona que consideran ilegales.

El argumento es simple: si la licencia de Hupecol se cayó por estar cerca de Caño Cristales la de Hocol correrá con la misma suerte porque es parte de la misma área protegida. De hecho su tesis es que el mismo rasero se podría aplicar a las licencias de exploración petrolera de los 13 municipios del Área Especial de Manejo de la Macarena.

“Estos municipios tienen corredores biológicos que mantienen la salud de la biodiversidad por eso se creó el Área Especial de Manejo de la Macarena (Amem) integrando desde Sumapaz hasta San José del Guaviare. Cualquier actividad petrolera en esta zona causa efectos irreversibles en el medio ambiente”, advirtió Juan García vocero de la colectividad.

El Amem se creó en 1.989 y forma un corredor verde desde Bogotá hasta El Guaviare integrado por parques naturales y varios municipios. Según los defensores de la iniciativa el área no debe tener presencia de hidrocarburos. El problema es que como no se han creado todos los planes de manejo para el Amem, La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ha expedido varias licencias.

¿Qué empresas están en la zona?

San Juan de Arama está ubicado en una subdivisión de la zona protegida del Amem llamada Ariari-Guayabero. En el municipio hay tres bloques de hidrocarburos activos: CP0-16 de Hocol (Ecopetrol) y Río Ariari de Petrominerales (Pacific), que están en exploración, y Caño Sur de Ecopetrol.

Caño Sur logró entrar en producción pero esta fue suspendida por Ecopetrol debido a que no lograba ser rentable con los precios del crudo que regían en el primer trimestre de 2016.

Hocol planea perforar 2 pozos exploratorios en la región pero no está interesado en explorar arenas bituminosas en las cercanías del Río Géjar, dijeron representantes de la firma a la comunidad en marzo pasado.

Sin embargo, la zona completa del Amem, de la que estos campesinos quieren sacar a las petroleras, es mucho más extensa y abarca los municipios de Lejanías, El Castillo, Granada, Vista Hermosa, Guamal, Cubarral, Puerto Lleras, Fuente de Oro, Mesetas, Puerto Rico, La Macarena y San José del Guaviare.

De acuerdo con los mapas de tierras de la ANH a Junio de 2016 en esos 13 municipios están presentes compañías como Ecopetrol, BC Exploración y Producción de Hidrocarburos, Emerald Energy, Canacol, Hocol, Hupecol, Lukoil Overseas, Mansanovar, Petrominerales y Talisman. Algunas tienen bloques de exploración y otras contratos de evaluación técnica. Podrían estar involucrados varios millones de dólares en inversión para sísmica y otros.

En rojo el Amem, en verde Parques Naturales. Fuente: www.ame-macarena.org 

¿Qué puede pasar?

García y sus compañeros buscarán una tutela que iguale sus derechos a los de la comunidad de La Macarena. Sin embargo, esperan que las cortes extiendan esa protección a toda la zona del Amem. Su teoría es que las demás licencias de la región son ilegales porque desde 1.989, cuando se creó el Amem, la producción petrolera quedó prohibida. 

Hay un antecedente de esa “extensión” y ocurrió esta semana. La Corte Constitucional divulgó el fallo que dejó sin piso más de 300 bloques de la locomotora minera de Santos, en ese caso la demanda inicial no fue de todas las comunidades sino solamente una sola: la chocoana y fue la corte quien incluyó los otros 20 departamentos dentro del fallo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?