| 1/1/2015 1:00:00 PM

Temperatura del aire aumentará 3,7 grados en 2070

De acuerdo con un informe de cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el país tendrá un incremento de entre 2° y 4°C al 2070, lo cual según un experto de la Universidad Nacional modificará las condiciones hidrológicas y afectará los recursos naturales.

Un informe de la revisión de riesgos y oportunidades asociados al cambio climático de la ONU, expuesto durante la Conferencia sobre Cambio Climático (COP 20) que se realizó en Lima-Perú, reveló preocupantes datos que ubican a Colombia como uno de los países más vulnerables frente a este inevitable fenómeno. 

El documento dejó ver que los escenarios climáticos muestran tendencias a un aumento de la temperatura media de entre 2° y 4° C al 2070 y a una modificación de las condiciones hidrológicas, con reducción de las precipitaciones en algunas regiones de hasta un 30 %. 

¿Dónde repercutirá dicho incremento en el país? Por un lado, tendrá efectos sobre las partes altas de las cordilleras, donde vive una gran parte de su población, ya que se pronostica problemas de escasez hídrica; y por otro, en la zona costera, donde el aumento del nivel del mar podría afectar asentamientos humanos y actividades económicas clave. 

En ese sentido, el profesor Fernando Montealegre, ingeniero geólogo de la Universidad Nacional en Palmira, explica que la variable temperatura tiene varios parámetros, entre ellos la media, que es la diferencia diaria entre la temperatura máxima del día y la mínima. 

Al aumentar la temperatura, parámetros como la máxima absoluta, la mínima absoluta y la amplitud anual se alterarían, generando una influencia en los agro-ecosistemas, la biodiversidad y la salud humana. 

De hecho, el informe de la ONU resalta que gran parte de los agro-ecosistemas del país son vulnerables a los efectos de la aridización, la erosión de suelos, la desertificación y los cambios en el régimen hidrológico. 

“Tendríamos cambios sobre la distribución de plantas y animales, concretamente, en plantas domesticadas. Por ejemplo, el café deberá cultivarse seguramente a una altura más elevada, ya que a medida en que se va aumentando la temperatura, las plantas deberán ascender gradualmente en esa geografía”, dice el experto. 

Sin embargo, el profesor Montealegre expresa que el agua se va a mover rápidamente a la atmósfera, es decir, y se va a tener una mayor sequía en algunas zonas del país donde históricamente se presenta esta situación todo el año. 

“Sobre todo en el valle medio del Magdalena y en la Costa Atlántica donde se sentiría más el aumento de la temperatura, acompañado de una disminución de las lluvias”, asegura el experto. 

El manejo del recurso hídrico también es preocupante. Según el informe se diagnostican aumentos de la escorrentía en las regiones costeras y en los llanos orientales; pero por otro lado, se generará una disminución en la zona andina y norte del país, lo que causará problemas de suministro de agua y déficit en los embalses. 

“Como los ríos son una parte importante del balance hídrico, el cual a su vez es movido por la energía solar, es de esperarse que haya una disminución notoria de los caudales. En ese sentido, podríamos especular una disminución notoria que traería consigo consecuencias negativas no solo a nivel de seres humanos, sino a nivel de plantas e industrias”, concluye el docente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?