| 9/4/2008 12:00:00 AM

Cambio de negocio

Muchas pequeñas empresas industriales colombianas optaron por cerrar sus empresas para volverse comercializadores de productos importados de la China.

En Colombia hay una tendencia nueva. Muchos empresarios industriales optaron por cerrar sus empresas para volverse comercializadores de productos importados de la China. La razón está en la enorme diferencia de precios entre el producto importado y el fabricado en el país.

 

Así lo afirmaron en Dinero.com el presidente de la Asociación Colombiana de la Pequeña y la Mediana Empresa (Acopi), Norman Correa, y un grupo de industriales consultados por este medio.

 

Según Acopi muchos optan por mantener la fuerza de ventas y tratan de conservar la marca, en aquellos casos en los que la marca importa, y mantienen una pequeña estructura de diseño. Estos empresarios vuelcan su actividad al comercio, una acción que consideran como una trampa peligrosa por el impacto que sufre el empleo.

“Esta situación preocupa y demasiado porque hay mucha gente haciendo el ensayo, pero hay que tener en cuenta que la situación tampoco es fácil porque a la hora de realizar esas operaciones, estas también tienen sus costos y sus riesgos”, precisó Correa.


Dijo que hay muchos factores que impulsan al empresario a salir de Colombia y anotó que un ejemplo claro es el del sector papelero que ve llegar contenedores llenos de cuadernos, borradores, sacapuntas, reglas, implementos y otros productos afines a esa industria con precios muy bajos con lo que el industrial no puede competir.

“Esto puede acarrear el cierre de algunas compañías, sobre todo en la parte de operarios y queda como una base de comercialización lo cual es bastante peligroso”, declaró Correa.

Dijo que el gremio es consciente de las dificultades por la que pasan algunos sectores en donde no queda otro camino e invitó a los empresarios a no dejarse tentar por el tema de la comercialización y les dijo que lo mejor es migrar hacia otro tipo de negocio que garantice generación de empleo y de riqueza en el país.


 

¿QUÉ DICEN LOS EMPRESARIOS?

El presidente de Comproind, Ricardo Bernal, afirmó que hacer empresa en el país es asunto complicado por múltiples factores entre los que se cuentan exceso de trámites, cargas tributarias abultadas, políticas laborales complicadas y falta de políticas de fomento a la industria con recursos de bajo costo para quienes le siguen apostando al país.


Para el industrial las circunstancias cada día se complican más en Colombia y quien tiene activos fijos, bienes de capital y obligaciones de nómina está entre la espada y la pared porque la gente está comprando la oferta China que llega con precios bajos, muy accesibles al bolsillo de todos.

Aseguró que los empresarios no pueden seguir perdiendo terreno frente a China y a otros mercados que están triangulando los productos del país asiático, como es el caso de Estados Unidos que todo lo compra o lo maquila en China para luego venderlo en Colombia y el resto de la región latinoamericana.

“En las actuales condiciones hay que salir de Colombia para crecer y China es la única opción para sobrevivir pues hay muchos empresarios cercanos a la quiebra o con serios líos en su flujo de caja por malas ventas o cargas y deudas que no les permiten quedarse en Colombia para analizar otras posibilidades”, declaró el industrial.

Explicó que para una empresa es difícil operar cuando la utilidad neta de evapora por los impuestos, los costos parafiscales y salariales que les disminuyen la rentabilidad a márgenes insoportables.

Además encuentran que sus competidores cercanos venden los mismos productos importados de China, con menos personal, menos compromisos y con una utilidad extraordinaria. En esas condiciones ya muchos cerraron las fábricas y empezaron a comercializar el producto chino.

Los importadores de productos asiáticos han mejorado sus ventas en más del 90% y reportan crecimientos por encima del 30 %. Al cierre del primer semestre de 2008, las ventas no cedieron frente a la contracción de la demanda, pues contrario a otras temporadas las ventas experimentaron mayor dinamismo.

“Los que estamos mirando a China cada vez con más interés nos cansamos de las escasas políticas industriales, de la corrupción, de las dádivas, de los almuerzos costosos para lograr algo y de las prebendas para unos pocos. Ese cuento ya no va con el nuevo empresario que quiere entrar por la senda de la competitividad en ventas, con mejor servicio y mas preocupación por el cliente y su satisfacción”, anotó.

Dijo que lamentablemente los bancos colombianos le prestan dinero sólo a quienes tienen activos y capitales grandes, “a gente rica, pero nunca irrigan créditos para el desarrollo de proyectos productivos”.

Ricardo Bernal y su firma recibieron una mención especial por Misión Pyme y un reconocimiento internacional por parte de “The Bizz Awards”, que valoró con creces el desempeño y el empuje de la pequeña y mediana industria en Colombia.

Comproind es una empresa con veinte años en el mercado dedicada a la fabricación y distribución de productos químicos y pinturas especiales para el mantenimiento de equipos de gran uso en oficinas, industrias y ámbitos institucionales. Actualmente la firma ofrece más de cien productos.

“Muchos cuestionarán nuestra salida a China para salir adelante, pero las preguntas que se hace uno como empresario son ¿dónde está la banca?, ¿dónde están las políticas de estado para fortalecer las empresas?, ¿dónde están las rondas de negocios?, ¿dónde está el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo?, ¿Qué está haciendo Proexport?”, indicó el empresario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?