| 3/28/2014 5:40:00 PM

En busca de los pagos del PIC embolatados

135 mil casos de productores cafeteros que reclaman pagos del PIC 2013 serán revisadas uno por uno por orden del Presidente Santos.

Dando cumplimiento a los compromisos adquiridos por el Gobierno Nacional con los caficultores del país, el Ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, se reunió con voceros de los productores de café de los departamentos de Huila, Antioquia, Cundinamarca, Risaralda, Cauca y Quindío, a fin de revisar el pago del subsidio de Protección del Ingreso Cafetero-PIC, correspondiente a 2013.

En este sentido, el jefe de la cartera político afirmó que por orden del Presidente Juan Manuel Santos se revisará uno a uno los 135.236 casos de productores que no recibieron el giro de sus recursos.

"El Presidente Santos nos dio la instrucción de hacer hoy esta reunión para aclarar y resolver el  por qué algunos productores cafeteros no recibieron la totalidad de los recursos girados por el Gobierno", afirmó Iragorri Valencia, quien señaló que "los departamentos con mayor porcentaje de reclamaciones son en su orden Huila, Antioquia, Tolima, Cauca y Santander.

Reiteró que "el Gobierno Nacional cumplió girando los recursos necesarios para el pago del PIC, un billón de pesos, de acuerdo a los cálculos de producción y adicionalmente giró más de $200 mil millones para el pago de la mayor producción, 10.9 millones de sacos".

En la reunión, tanto los caficultores como el Ejecutivo, llamaron la atención sobre el presunto fraude con las facturas de la venta de cargas de café, requisito para el pago del PIC. La Federación Nacional de Cafeteros presentó alrededor de 70 mil facturas con estas presuntas irregularidades a la Fiscalía General de la Nación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?