| 11/30/2013 12:00:00 PM

Cafeteros no quieren saber de regalías

En 18 meses se han aprobado 4.600 proyectos para ser financiados con regalías, de los cuales 260 son del sector agropecuario y solamente 32 son de café.

La directora del Departamento Nacional de Planeación Nacional, Tatyana Orozco, hizo un llamado al gremio cafetero para que utilicen recursos de las regalías en la ejecución de proyectos que beneficien a este sector productivo.

Tras indicar que en 18 meses se han aprobado 4.600 proyectos para ser financiados con regalías, precisó que “de estos, 260 son del sector agropecuario y solo 32 son de café, por lo que hay que aprovechar y hacer inversiones con regalías en beneficio de las 560.000 mil familias cafeteras del país".

En este sentido, Tatyana Orozco aseguró que "el café fue en su momento para Colombia, lo que hoy son los hidrocarburos para las regalías en el país”.

En respuesta, los cafeteros se mostraron satisfechos con las propuestas de la Directora del DNP y solicitaron el acompañamiento y asesoría de la entidad para la presentación y viabilización  de proyectos a través de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD), incluido el de Ciencia y Tecnología,  para adelantar investigaciones y fortalecer a Cenicafé.

Durante su intervención en el 79 Congreso Nacional de Cafeteros, anunció que el Departamento Nacional de Planeación liderará una misión rural y agropecuaria de lineamientos de política, que sentará las bases para fortalecer la agricultura y el principal producto es el café.

La Directora del DNP le recomendó a los cultivadores del grano asociarse con comercializadores, exportadores y todos los que hagan parte de la cadena del café para ser más eficientes, al tiempo que destacó la competitividad como la base para la rentabilidad del sector y la innovación como fuente de riqueza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?