| 1/22/2010 6:00:00 AM

Café amargo

Las cosechas y exportaciones de café colombiano registraron el año pasado su peor nivel en tres décadas, informó la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), que atribuyó dicha caída al clima adverso y a la baja fertilización.

Según datos de la FNC, la producción anual cafetera pasó de 11,5 millones de sacos de 70 kilos cosechados en 2008 a 7,8 millones de sacos en 2009, una caída cercana al 32%.

Dicho descenso sitúa la producción colombiana en niveles similares a los de finales de la década de los setenta, y supone una ruptura respecto a la media de la última década, cuando la producción de café mostró una relativa estabilidad, con niveles cercanos a los 11 millones anuales de sacos. En este sentido, las exportaciones de grano también se vieron afectadas negativamente y sufrieron una caída del 28,82% respecto a 2008.

Así, las ventas al exterior pasaron de 11,1 millones de sacos en 2008 a 7,9 millones en 2009, unos datos que no se veían en el país en las últimas tres décadas.

El valor de la cosecha en 2009 fue de $3,4 billones, cifra superior a la presentada durante la primera mitad de la década de 2000 y que significa únicamente una disminución del 11% respecto a 2009.

En el caso de los cafés especiales se pasó de comercializar 209.000 sacos en 2002 a 989 mil en 2009, lo cual significa cerca del 13% de la producción de café en Colombia durante el último año.

Otro elemento que permitió una disminución menor en el valor de la cosecha fue el aumento experimentado por el precio interno del café. Durante 2009 los productores cafeteros colombianos obtuvieron en promedio precios 34% mayores a los que se presentaron en 2008.

 

Proyecciones
Según la Federación Nacional de Cafeteros, en 2010 las dificultades del año pasado no serán motivo de preocupación para la caficultura colombiana. Esto se debe al cambio de las condiciones climáticas, a los correctivos implementados por la Federación para fomentar la fertilización oportuna de cafetales y a la entrada en producción de áreas renovadas de café.

La mayor producción que se espera para Colombia representará una gran oportunidad para recuperar la participación en el mercado internacional. En 2009, las exportaciones mundiales de cafés suaves fueron 9,6% menores (3 millones de sacos) al promedio de los últimos años. Este espacio puede ser aprovechado por Colombia a buenos precios.

Adicionalmente contribuye que los inventarios de cafés suaves en la Bolsa de Nueva York se encuentran en niveles bajos y en el mediano plazo se prevé un crecimiento sostenido en el consumo de cafés suaves lo que demuestra que el mercado cuenta con espacio no sólo para absorber la recuperación de la producción en Colombia, sino para demandar mayor cantidad de café de calidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?