| 7/26/2013 10:20:00 AM

Bogotá se puede salvar

Ninguna ciudad se puede dar el lujo de pagar todas sus necesidades con fondos públicos.

Parte del éxito para logar ciudades innovadoras y competitivas radica en las estrategias que se generen desde el sector público para trabajar con el sector privado.

Jess Zimbabwe, representante del Urban Land Institute, presentó el ejemplo de ciudades del mundo que han transformado su narrativa urbana y han logrado superar etapas de crisis para convertirse en modelos de desarrollo.

Seúl, Turín, Cleveland y Manchester fueron las ciudades que presentó la experta en desarrollo urbano. Según Zimbabwe, todas ellas resurgieron después de enfrentar dificultades socioeconómicas y tienen en común que sus gobiernos entendieron la necesidad de mejorar su infraestructura, vivienda, servicios públicos y sus equipamientos para atraer la inversión.

Asegura que esto se logró con planes de desarrollo efectivos, además de contar con la participación en todo el proceso del sector privado.

“Ninguna ciudad se puede dar el lujo de pagar todas sus necesidades con fondos públicos. La ciudad es efectiva para la inversión privada y si tiene un plan que permita lograrlo, entonces el aporte privado es primordial para el desarrollo”, dijo Zimbabwe.

Agregó que ciudades como Medellín y Bogotá deben aprender de estas experiencias para entender hacia donde deben ir los esfuerzos; pero además que muchas urbes de Estados Unidos y el mundo también podrían copiar lo que se ha hecho en Colombia.

Sobre la elección de Medellín como la ciudad más innovadora del mundo, la experta dijo que “estamos muy contentos de darle este reconocimiento. Cuando se habla de Medellín llama la atención la nueva narrativa de ciudad que no tiene nada que ver con el contexto de violencia que se había tenido”.

Urban Land Institute es la entidad que estuvo detrás del nombramiento de Medellín como la ciudad más innovadora del mundo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.