| 4/9/2014 5:00:00 AM

Por fin hay Bogotá Girardot

Con las obras finalizadas se reducirán sustancialmente los tiempos de desplazamiento entre la capital del país y dicha población en casi una hora.

Después de diez años de dificultades en el desarrollo del proyecto de la doble calzada Bogotá – Girardot, se culminó con el 100% del proyecto que inicia a plenitud su operación.

Este fue una de las obras de infraestructura que más le dio dolores de cabeza al Gobierno Nacional desde su adjudicación.

Durante 2013 se intentó entregar en tres oportunidades pero por inconvenientes, principalmente relacionados con la compra de predios, se tuvo que aplazar, lo que generó una serie de medidas en contra del consorcio.

En uno de los primeros tramos los habitantes de la zona se rehusaron a vender, poniendo en serias dificultades el futuro de la doble calzada.

En octubre de ese año se tenía que entregar la obra pero nuevamente el concesionario incumplió, fijando como fecha el 31 de diciembre de 2013. No obstante, tampoco fue terminada la obra en ese plazo.

Ante la situación, la Agencia Nacional de Infraestructura ha tenido que hacer cumplir la ley y hacer efectivas las sanciones por el incumplimiento a los términos fijados.

Pero uno de los principales problemas fue la financiación del proyecto tras el escándalo de los Nule por la Fase II de Transmilenio.

Allí las investigaciones dieron como resultado que los protagonistas del Carrusel de la Contratación participaban en varios proyectos de infraestructura en el país, entre ellos, la doble calzada Bogotá-Girardot.

El proyecto quedó en manos de la firma de Constructores Carlos Collis, que pasó dificultades económicas dejando el proyecto en el limbo.

Sin embargo surgieron varias acciones judiciales, para lo que se creó un tribunal de arbitramento encabezado por el antiguo Instituto Nacional de Concesiones, Inco.

Los acuerdos entre ambas partes se fueron solucionando y, finalmente, el consorcio fijó como el pasado mes de marzo una última fecha para entregar el 100% del proyecto.

Por fin hay doble calzada

Gracias al esfuerzo de la Agencia Nacional de Infraestructura, la interventoría y el concesionario Autopista Bogotá-Girardot, fue puesto al servicio el 100% de la doble calzada del proyecto Bosa-Granada-Girardot, lo que se constituye en un hito muy importante para la movilidad entre el centro del país y el puerto de Buenaventura.

La terminación de las actividades principales de la nueva segunda calzada del proyecto, por parte del concesionario Autopista Bogotá-Girardot, permite la circulación ininterrumpida de 129 kilómetros.

Actualmente, el concesionario trabaja de manera acelerada en pulir detalles en seguridad vial y trabajos complementarios relacionados con la calidad de las obras desarrolladas por la concesión.

Cabe destacar que la Ley de Infraestructura fue una herramienta fundamental para poder concluir la segunda nueva calzada.

Entre las principales obras ejecutadas se encuentra el túnel Guillermo León Valencia de 4,2 kilómetros y viaductos y puentes vehiculares que sumaron 1,5 kilómetros.

Con las obras finalizadas se reducirán sustancialmente los tiempos de desplazamiento entre Bogotá y Girardot en casi 1 hora, obteniendo disminuciones en los costos de transporte para beneficio de los usuarios de la vía.

Las inversiones efectuadas en el corredor ascienden a $1,2 billones, las cuales no solo garantizan la construcción de la obra, sino la operación y mantenimiento hasta su culminación.

Cabe anotar que la Ley de Infraestructura que se sancionó en noviembre pasado, ayudará a agilizar este proyecto por los procesos de expropiación predial.

“La idea es entregar en el próximo año los dos kilómetros que nos quedan faltando en el sector de San Raimundo y en Fusagasuga”, afirmó a finales de año Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

Ahora que se entrega el proyecto habrá beneficio para todos los usuarios a una de las vías que más tuvo complicaciones en los programas de Gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?