| 6/22/2016 10:52:00 AM

350.000 familias de Bucaramanga se quedarían sin gas por bloqueos

Hace más de un mes un grupo de indígenas mantiene bloqueada la planta de gas de Gibraltar, hay 20 trabajadores atrapados al interior de las instalaciones.

Unas 350.000 familias de Bucaramanga podrían quedarse sin gas si continúa el bloqueo a la planta de Gibraltar, aseguró el gremio de los transportadores y productores de gas Naturgas. 

El gremio agregó que otras 3.000 familias de Santander podrían verse afectadas y el suministro de gas natural vehicular también podría enfrentar dificultades por esta situación. 

El bloqueo a Gibraltar por parte de los indígenas U‘wa y Motilón Barí completa más de un mes. Según Ecopetrol en el interior de las instalaciones hay unos 20 trabajadores atrapados que no han podido ver a sus familias en varias semanas y algunos de ellos ya están enfrentando dificultades de salud. 

Naturgas sostuvo que ya hay un plan de contingencia para atender la producción faltante de la planta y este consiste en traer gas de los campos en La Guajira. Sin embargo, esto requiere transportar el gas desde el norte del país lo que implicará sobrecostos para los usuarios. 

La planta de gas de Gibraltar, que produce cerca de 38 millones de pies cúbicos diarios, está por fuera de operación desde el pasado por cuenta de un deslizamiento de tierra que afectó el gasoducto que transporta el hidrocarburo.

Otros bloqueos 

Los Uwa también están impidiendo los trabajos de enterramiento de un tramo del oleoducto Caño-Limón Coveñas así como el tránsito de personal y equipos de Ecopetrol en varios lugares de la región. 

"Ecopetrol rechaza las acciones de hecho contra sus trabajadores y contratistas, y hace un llamado para que se utilicen las vías del diálogo como único mecanismo para superar las diferencias", dijo la petrolera en un comunicado el pasado viernes. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?