| 9/28/2015 5:00:00 AM

Barranquilla: rumbo a Rusia 2018 de la mano con su crecimiento

Durante los últimos años Barranquilla no sólo ha sido la casa de nuestra selección nacional, sino que se ha convertido en un gran motor de desarrollo que responde a los desafíos que debe enfrentar una ciudad con miras a seguir fortaleciéndose como eje económico del país.

El pasado 14 de septiembre se dio inicio a la venta de boletería para el primer encuentro de las eliminatorias al mundial de Rusia 2018, a disputarse en la ciudad de Barranquilla entre los seleccionados de Colombia y Perú.

Como ya es costumbre, se espera que el estadio Metropolitano tenga aforo total, por lo que la ciudad debe estar preparada para albergar y atender a los miles de turistas que llegarán dispuestos a alentar a la selección, y se muestran como agentes que gastan dinero y que impulsan la economía de la ciudad. La Arenosa ha sido fundamental en este proceso; de hecho, en las estadísticas de la Conmebol figuró como la plaza con mejor entrada de público para los partidos de pasada eliminatoria a Brasil 2014.

Para el último juego en Barranquilla de la pasada eliminatoria contra Chile, los ingresos por concepto de taquilla fueron de 4.686 millones de pesos, que sumado a los rubros de hotelería, alimentos, transporte, entre otros, dejaron a la región con ganancias del orden de los 10.200 millones de pesos, según estimaciones de Cotelco.  En términos generales este monto representó el 13% del valor del PIB diario del departamento del Atlántico (estimado en 41 millones de dólares), es decir del monto total que producen sus habitantes en un día de trabajo.

Es de anotar que aquí no se incluyen aquellos gastos que tienen que ver con el consumo directo de las personas que no asisten al estadio, entre los cuales se pueden indicar consumo de licor, alimentos, transporte interno, artesanías, camisetas, entre otros. O sea son externalidades positivas para la economía de la Ciudad y el departamento del Atlántico.

Este escenario es un punto de partida para analizar los beneficios que recibe La Arenosa gracias a que la selección de fútbol tenga su sede allí, jalonando significativamente la economía regional y fortaleciendo al sector turismo, que se posiciona como uno de los más representativos para el PIB local, y de igual forma, contribuyendo para consolidarla como una de las ciudades más dinámicas en materia económica y de turismo, e imagen de Colombia ante el exterior por sus excelentes indicadores de crecimiento de los últimos años.

Para el 2013, la ciudad contaba con 77 hoteles de diferentes categorías y registraba 5.700 habitaciones disponibles, lo cual permitía una capacidad de alojamiento de aproximadamente 20 mil personas; para fechas de partido en Barranquilla la ocupación hotelera registraba niveles del 100%, cifras que reflejan el actual incentivo de construcción de más hoteles; citando a María José Vengoechea, presidenta de la Cámara de Comercio de Barranquilla, para el 2016 se espera la construcción de 36 hoteles que sumarían más de 5.000 habitaciones en la región, ampliando la capacidad de genera ingresos aprovechando la alta afluencia de seguidores de la Selección Colombia.

Igualmente, ese aumento de capacidad hotelera se debe en gran medida al mayor crecimiento económico en la ciudad, donde la llegada de varias empresas y el dinamismo de la ciudad han aumentado notablemente el flujo de viajes de negocios. 

Este dinamismo del sector turismo, que incluye los rubros de hoteles, comercio y restaurantes, ha traído consigo un impulso para el mercado laboral de la región, el cual ha generado el 33,5% de empleos durante el primer trimestre del 2015, contribuyendo para que Barranquilla tenga una de las tasas más bajas de desempleo, posicionándose con una cifra de 8,7%, mejor cifra que ciudades como Bogotá y Medellín.

Si bien el turismo de la región cuenta con un gran potencial y genera altos ingresos gracias a eventos como el Carnaval de Barranquilla y los partidos de la Selección Colombia, el gobierno local no debe caer en el error de centrar sus esfuerzos e incentivos únicamente en este sector, debido a su carácter temporal que no mantiene un flujo de ingresos constantes a lo largo del año, por lo que debe mantener su idea, aplaudida como ejemplo a nivel nacional de potencializar el sector portuario y de almacenamiento y bodegaje, aprovechando los beneficios que trae consigo la firma de acuerdos comerciales.
 
Aplaudo que Barranquilla está siguiendo el camino adecuado para conseguir el propósito de convertirse en uno de los pilares más firmes del desarrollo económico del país, esto se evidencia en las grandes inversiones en materia de infraestructura que actualmente lidera la ciudad como lo son el plan de recuperación del rio Magdalena, los proyectos de las vías 4G y los incentivos tributarios como zonas francas que ofrecen a la llegada de nuevos capitales, medidas que responden estratégicamente a la posición geográfica de la ciudad como uno de los principales puertos del país. 

En horabuena que una ciudad que se decidió a apoyar totalmente a la Selección Colombia, este presentando un dinamismo económico y un liderazgo sectorial tan fuerte, está fórmula sin duda impulsará cada vez más la cercanía a la ruta Barranquilla – Moscú sin escalas para nuestro equipo tricolor.

Por: Raúl Ávila Forero
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?