| 4/22/2015 5:00:00 AM

Importa no sólo lo que se produce, también la calidad de la gerencia: Banco Mundial

Usando experiencias de otros países, William Maloney, autor del libro ¿Importa lo que los países exportan?, y quien es el nuevo jefe para comercio y competitividad del Banco Mundial, revela reflexiones agudas de estudios realizados sobre Colombia en diálogo con Dinero.

Este año las expectativas de crecimiento para Colombia apuntan a 3,4%, lo que es una importante desaceleración frente al 4,6% del año pasado e inferior al promedio de 4,2% que ha experimentado el país desde 2009.

Maloney resalta que en varios aspectos sobre innovación y competitividad, Colombia está rezagada frente a América Latina. Pero dice que es equivocado compararse con la región o con países como Ecuador, Perú, México y Chile.

A su juicio suena muy conformista decir que el crecimiento de Colombia en los próximos años será mejor que el de una región con crecimiento agónico o que el crecimiento será similar al de los países mencionados. “Hay que apuntar al crecimiento de Indonesia, superior a 5%, el de Filipinas, del orden de 6,5% o de Vietnam, de casi 6%, para fijar los objetivos de la política de competitividad e innovación del país, la cual debe fortalecer y robustecer el Sistema Nacional de Innovación”. En medio de un entorno mundial muy precario y de lenta recuperación, esas economías, que no son los Tigres Asiáticos, crecerán un 40% más que Colombia y eso es lo que se debe investigar - ¿cómo lo hacen?

Si a usted las palabras innovación, competitividad y productividad le suenan desgastadas, trilladas o utilizadas para referirse a todo tipo de justificaciones por el bajo desempeño del país, es importante que sepa que una de las más reputadas universidades de Europa, el London School of Economics, encontró que la calidad de la gerencia en Colombia obtiene la más baja calificación entre 23 países tanto emergentes como avanzados. Por lo que resulta muy preocupante, que entre los 23 países, los gerentes colombianos se autocalifican en calidad gerencial con altísimo puntaje. Es decir, Colombia tiene la mayor brecha entre percepción y realidad. A juicio de Maloney, “esto en parte refleja falta de conocimiento y falta de comprensión sobre la precaria capacidad de innovación y competitividad” que hay en el país”.

Calidad de la Gerencia en Colombia

Fuente: DNP/Banco Mundial -Encuesta Mundial de Gestión

Dinero: ¿Cuáles son las hipótesis que hay para el caso colombiano?

William Maloney: Hicimos un diagnóstico del sistema nacional de innovación tomando en cuenta la tasa de crecimiento de la productividad, más específicamente de investigación y desarrollo. Nos preguntamos si el sistema genera crecimiento e innovación. Al pensar más allá de América Latina, encontramos economías basadas en recursos naturales, algo de sector manufacturero y servicios pero que crecen muy superior a Colombia. Esos países deberían ser el referente para evaluar a Colombia. Encontramos que en investigación, documentos de estudio y patentes, Colombia no marca muy bien, es decir los centros de investigación y el sistema de universidades, no sobresalen. Esto requiere una agenda de muchos años.

Pero incluso si Colombia tuviera las universidades más sobresalientes en el mundo, si no hay un sector empresarial que pueda usar los insumos del sistema, es decir, pocas capacidades gerenciales, visión de donde quieren colocar la empresa en diez años, entonces igual no serviría de nada. Es lo que pasó en Corea hace 20 años. Hubo un programa enorme del gobierno para generar investigación y desarrollo pero las pymes no tenían la capacidad para usarlos. Resultó mal gastado en cierta forma. Por lo tanto, inquieta que en calidad de la gerencia Colombia apenas está un poco por encima de Kenia.

D: ¿Qué implica la menor calidad de la gerencia en Colombia?

W.M: Pues el resultado se obtiene de cuatro dimensiones. Una, es cómo se asignan recursos y se invierte para identificar mejoras e innovación de procesos, como el just-in-time. Otra dimensión es si tienes un sistema de monitoreo, evaluación de las condiciones en que opera la empresa y seguimiento a sus procesos y resultados. Una tercera, es si la empresa tiene un plan de largo plazo, que hace reflexionar sobre la estrategia y los objetivos. La última dimensión es si tienes el capital humano necesario para soportar y apoyar las dimensiones anteriores. Si no obtienes una buena calificación en estas dimensiones, es casi imposible pensar que vas a generar la próxima “Apple”.

El tema es clave. Colombia ingresa en muchos acuerdos de libre comercio y hay mas competencia del exterior. Por más beneficiosa que sea la competencia, si las empresas no tienen con qué defender sus mercados y conquistar nuevos clientes a través de conocimiento y estrategia, entonces no existen los beneficios de la mayor competencia. Pero los más grave es que si no sabes lo que no sabes, es difícil generar una transformación en la calidad de la gerencia de las empresas. ¿Cómo vas a mejorar?


Las empresas colombianas no están en capacidad de demandar conocimiento,
innovación y tecnología para posicionarse en el comercio mundial


D: ¿En qué otro aspecto debe reflexionar Colombia?


W.M: Bueno en realidad hay muchos, por ejemplo acceso a financiamiento. Como pyme es difícil el acceso a financiamiento. Por ejemplo el Banco Mundial se acercó a 25 pymes del sector de autopartes. En su aproximación conocimos que había planes de inversión importantes para su tamaño, pero cuando buscaron la financiación se encontraron que el plazo al que les prestaban era de un año. Son negocios que necesitan unos cinco años para amortizar un préstamo de esta índole. Si no puedes adoptar nuevas tecnologías, invertir en ellas, el rezago de innovación y competitividad es complicado de superar.

D: ¿Qué beneficios tiene invertir en la demanda de innovación?

W.M: Después de la segunda guerra mundial, Japón identificó que su productividad era apenas un 25% de la productividad de los Estados Unidos, como está Colombia hoy en día. Entonces se apropiaron de las técnicas de gerencia, las adaptaron a Japón y hasta eso han exportado después. Singapur adaptó las técnicas del Japanese Productivity Center, hablaban todo el día de calidad y productividad, con lo que armaron un programa nacional para aumentar la capacidad de las empresas. Mi punto es que los países asiáticos han invertido mucho en este lado de la demanda de la innovación. Es más importante el esfuerzo que hicieron en ese sentido, junto con el esfuerzo en educación, que en esforzarse por discutir cuál bien era el que debían producir.

Colombia habla mucho y se esfuerza demasiado en pensar que deben producir y muy poco en cómo mejorar lo que ya producen. ¿Lo vas hacer con gerencia de muy alta calidad o no?, Porque si no, no sirve que cambies lo que produces.

Esta es la primera de dos entregas del diálogo de Dinero con William Maloney
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?