| 3/7/2012 10:00:00 AM

Bajó producción de petróleo en febrero por voladura de oleoductos

La producción de crudo en el país descendió 4,8% a 896.000 barriles por día, desde los 941.000 barriles diarios de enero. La variación anual, es decir, frente a febrero del año pasado, rompió la tendencia de crecimiento superior al 10% y apenas logró 3,9%.

El Ministerio de Minas y Energía reportó que la producción de petróleo sufrió una desaceleración en febrero de este año, producto de las restricciones de transporte en el Oleoducto Caño Limón – Coveñas.

La producción promedio se ubicó en 896.000 barriles por día, cifra levemente superior a los 862.000 barriles diarios de igual mes del año pasado y significativamente menor al repunte observado en enero de este año, de 941.000 barriles por día.

No obstante, la cartera ministerial reportó que el pasado 29 de febrero la producción alcanzó 969.000 barriles, cifra que reflejó un incremento de 2,9% frente a los 941.000 barriles con los que cerró enero de este año.

En febrero pasado se presentaron restricciones en la infraestructura de transporte, en especial en el sistema Caño Limón – Coveñas.

“El Gobierno, en coordinación con las autoridades de Policía, las Fuerzas Armadas, las autoridades departamentales y locales implementaron las medidas de seguridad pertinentes, lo que permitió restaurar la operación del oleoducto”, dice el Minminas.

Por otro lado, la comercialización de gas natural alcanzó 1.010 millones de pies cúbicos por día (MPCD), la cual estuvo levemente por debajo de los 1.068 MPCD registrados un año atrás.

En cuanto a actividades de exploración, en febrero se perforaron 20 pozos, al tiempo que las actividades de sísmica 2D equivalente alcanzaron 4.059,6 kilómetros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?