| 8/26/2011 8:25:00 AM

Baja en precios de la gasolina no busca favorecer estratos altos

El Presidente Juan Manuel Santos destacó que la fórmula –que ya entró en vigencia con una reducción de 100 pesos en el valor del galón de gasolina- mitiga el efecto de las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo y sus derivados.

La nueva fórmula que comenzó a aplicar el Gobierno Nacional para fijar los precios de los combustibles no subsidia a los estratos altos y protege la inversión social, destacó este jueves el Presidente Juan Manuel Santo.

“Establecimos esta semana una nueva fórmula para el precio de los combustibles, con un mecanismo predecible, sencillo y estable que no subsidia a los estratos más favorecidos de la sociedad y que protege la inversión social”, afirmó el Jefe de Estado.

Así mismo, resaltó los efectos de la nueva fórmula, que ya comenzaron a sentirse en los bolsillos de los consumidores del país.

“Es una fórmula que mitiga el efecto de las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo y sus derivados sobre los consumidores, y que ya se estrenó con una reducción de 100 pesos en el precio del galón de gasolina”, subrayó el Mandatario.

En su intervención el Presidente Santos también reveló que para asegurar la disponibilidad de combustible que necesita el aparato productivo nacional, el Gobierno está adelantando un proceso de modernización de las refinerías con inversiones cercanas a 8 mil millones de dólares.

Anunció que gracias a este proceso, en el año 2013 Colombia será el primer país de la región en entregar diesel de 50 partes de azufre por millón –o menos- en todo el territorio. “Produciremos el diesel más limpio de América Latina”, concluyó el Jefe de Estado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?