| 4/1/2008 12:00:00 AM

Avianca se expande, comprará a Tampa

Una movida de repercusión para la industria y la competencia aérea nacional acaba de hacer Avianca: adquirirá la carguera Tampa Cargo.


Una movida de gran repercusión en la industria aérea acaba de hacer Avianca al anunciar la firma de una acuerdo preliminar de adquisición de la carguera Tampa Cargo.

El principio de acuerdo que, según fuentes de la aerolínea colombiana, había sido firmado hace un par de semanas y que hasta hoy se dio a conocer, establece que Avianca se quedaría con el 100 por ciento de las acciones de trapostadora aérea internacional de carga.

De acuerdo con representantes de la Aerolínea del empresario Germán Efromovich, la transacción entre Avianca y los accionistas colombianos y holandeses de Tampa Cargo estará concluida en el primer semestre de este año.

Con esta adquisición, Avianca y Tampa Cargo dan un paso estratégico y cualitativo para la expansión y consolidación de su negocio de carga en la región.

Tampa cargo es una aerolínea carguera colombiana con 35 años de trayectoria en el mercado y, a su vez, es subsidiaria de la reconocida carguera europea Martinair.

En ese orden de ideas, Martinair, Tampa Cargo y Avianca trabajan en los detalles de un acuerdo para la conformación de una Alianza Estratégica de largo plazo que les permita desarrollar en forma conjunta el negocio de carga.

De este modo, las aerolíneas en mención podrán consolidar una red de rutas más amplia en beneficio del mercado aéreo de bienes y productos, el cual cobra una nueva dinámica ante los acuerdos comerciales en marcha en América Latina.

Para ello, las partes evalúan los aspectos legales del acuerdo de Alianza a implementar y buscarán todas las aprobaciones requeridas de parte de las autoridades. 

En los últimos dos años, el crecimiento de Avianca ha sido de 125%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?