| 12/20/2010 8:00:00 AM

Avanza la reparación del Canal del Dique

Durante toda la mañana de hoy expertos en temas hidráulicos, y los ministros de Transporte y Minas, entre otros, verifican el avance en los trabajos que se adelantan en la recuperación del Canal del Dique en Malambo, Atlántico.

Una de las principales conclusiones de la reunión, desarrollada en las instalaciones del Comando Aéreo de Combate con sede , fue que en adelante el país debe darle un manejo integral a la problemática de la cuenca del río Magdalena desde su nacimiento hasta la desembocadura, para evitar una tragedia sin precedentes en la historia de la humanidad.

Los ministros Cardona y Rodado, junto con el Director de Invías, coincidieron en señalar que el Gobierno Nacional seguirá apoyando al departamento del Atlántico en esta tarea de reconstrucción del área afectada, mientras que la Consejera Presidencial Sandra Bessudo, afirmó que este es uno de los efectos del cambio climático diferenciado entre los fenómenos Niña y Niño, que cada vez van a ser más seguidos el uno del otro.

“Colombia está en alto riesgo y todos los esfuerzos que hagamos deben estar encaminados a encauzar el manejo de los humedales. El tema del medio ambiente está incluido en esta problemática y debemos trabajar juntos en esto”, señaló.

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, afirmó que es hora de replantear la situación y solicitó al Gobierno Nacional que revise el tema del proyecto de Cormagdalena en el sentido de controlar el cauce del Canal del Dique.

“Estamos atentos a las directrices claras del Gobierno. Necesitamos conclusiones técnicas para poder tomar las decisiones”, agregando que se debe rediseñar el proyecto de Cormagdalena de estrechar el Canal del Dique para darle más velocidades.

“Esto hay que repensarlo, hay un nuevo río Magdalena con unas nuevas dimensiones, una fuerza natural de 18.500 metros cúbicos por segundo”, enfatizó.

Al hablar del proceso social y la situación humanitaria, el Gobernador reiteró que el país y el mundo deben mirar hacia el sur de este departamento, porque esta sin lugar a dudas, es la tragedia más grande que se haya vivido en toda la historia de las inundaciones.

“Hay que atender, alimentar y acompañar a 32.000 familias. Más de 110 mil personas están en situación de desplazamiento y afectación.

Han sido desarraigadas y el drama humano requiere de una claridad técnica para poder diseñar la estrategia. Tenemos 110 albergues y hay 11.000 personas alojadas allí, pero el resto de la gente está en casas de familiares, en otros sitios o sencillamente en la calle. Hoy hay que tomar decisiones sobre los censos, hay una regla que no se puede vulnerar, no puede haber damnificados de primera y damnificados de segunda”, afirmó Verano de la Rosa.

Como adelanto sobre las evaluaciones que han realizado los ingenieros norteamericanos sobre la situación que se vive en el sur del Atlántico, los especialistas hablaron de las coincidencias entre lo ocurrido en los ríos San Francisco y Missouri hace algún tiempo, y lo que acaba de ocurrir en el Canal del Dique.

“No importa lo que el hombre suba los diques, la madre naturaleza va a encontrar la manera de superar esos diques. En la experiencia de nuestro país, lo que el Gobierno terminó haciendo fue recomprando las zonas afectadas y se realizó acción policiva para evitar que volvieran a ser utilizadas, se recuperaron para el río y se evitó que volvieran a ser habitadas”, señalaron.

En los últimos tres días el nivel del río ha estado descendiendo, se espera que para Navidad siga bajando. Hasta el viernes 17 de diciembre, hubo un descenso en promedio de tres centímetros, pero en Gambote está subiendo repentinamente, mientras el resto baja.

El perfil de la lámina de agua del Canal del Dique y el río Magdalena predice que en marzo sólo habrá un descenso de tres metros de agua y un metro está debajo de la banca.

Los trabajos continúan y se espera la llegada de dos grúas para continuar realizando el taponamiento del boquete del Canal y así impedir que el agua siga inundando más poblaciones.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?