| 8/8/2010 6:00:00 PM

Avanza el emprendimiento

En los últimos ocho años, Colombia dio importantes pasos para avanzar hacia la formalización empresarial. Sin embargo, existe una necesidad clara de seguir trabajando en temas como la financiación de los nuevos empresarios y el desarrollo de proyectos en sectores estratégicos de talla mundial. Qué quedó pendiente.

Los expertos en emprendimiento en el país, coinciden en que el balance del gobierno del presidente Uribe en esta materia es positivo. El emprendimiento cobró particular importancia, en el segundo gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, período en el cual se aprobaron distintas normas y se puso en marcha una política para el desarrollo empresarial. “El emprendimiento fue un tema de primer nivel en la agenda pública de Luis Guillermo Plata, ministro de Comercio, Industria y Turismo”, señala Mauricio Molina, director regional de emprendimiento y desarrollo empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Sin embargo, no se puede desconocer que todavía persisten problemas que impiden la formalización empresarial. Estas dificultades están asociadas principalmente con la falta de financiación de los nuevos empresarios, los esfuerzos dispersos de las distintas entidades que trabajan en el tema, el poco desarrollo de proyectos empresariales en sectores estratégicos de talla mundial y el fracaso de los nuevos negocios, que les impide superar la barrera de los 3 meses.

Logros: combatir la informalidad empresarial
Uno de los pasos más importantes, fue la expedición de la ley 1014 de 2006, que busca promover la cultura de emprendimiento. Desde entonces, el gobierno en cabeza del ministerio de Comercio, Industria y Comercio ha establecido distintas políticas para aterrizar la norma.

En 2008, se dio origen al nuevo tipo de asociación conocido como Sociedad por Acciones Simplificadas (SAS) que ofrece flexibilidad a la hora de formar empresa. Las SAS no necesitan revisor fiscal y pueden ser personas naturales o jurídicas, por ejemplo. Desde su entrada en vigencia, el 54% de las empresas que se han creado en Colombia, lo han hecho bajo esa figura.

Otra medida tomada por el Gobierno fue la reglamentación de la gradualidad en el pago de parafiscales para las Mipyme, como una medida para reducir la carga de estos aportes en la caja de las compañías. Así, en el primer año sólo se paga el 25% de los parafiscales, en el segundo el 50%, en el tercero el 75% y sólo a partir del cuarto año el 100%. Más de 1.641 empresas se hayan acogido a la norma.

El gobierno también expidió un decreto que da prelación a las Mipyme en los procesos de contratación de las entidades del Estado, que no superen los $386 millones.

En temas de financiación, también se hicieron esfuerzos por movilizar recursos para emprendedores y empresas de reciente creación. A través de la Banca de las Oportunidades se otorgaron créditos a 1’600.000 de personas, que antes no habían accedo a crédito formal. El Fondo Emprender del Sena, por su parte, ha financiado 1.873 proyectos empresariales desde 2004. También se entregaron $144.000 millones por medio de Fomipymes y se estableció el programa “Bancoldex Capital”, que apoya la creación de fondos de capital privado para sectores específicos.

Retos: movilizar los fondos de capital privado
A pesar de los avances logrados en materia de financiación, existe una necesidad clara de crear nuevos fondos de capital semilla, expandir la cobertura del Fondo Emprender e incentivar la incipiente participación de los fondos de capital privado todavía.

Lo que se debe buscar a futuro es que los inversionistas privados “identifiquen oportunidades de negocios y que los emprendedores y empresarios conozcan de primera mano en qué sectores invierten hoy los fondos que se han establecido en Colombia”, sostiene el ministro saliente, Luis Guillermo Plata. Además, hay que trabajar en el tema de las garantías que han sido el principal impedimento para que los emprendedores puedan acceder al crédito formal. Molina sugiere que con el Fondo Nacional del Ahorro se debe trabajar una iniciativa que permita dar garantías reales a los nuevos empresarios.

Otro tema en el que aún falta mucho por hacer es en la promoción de empresas orientadas a los servicios industriales y a los sectores de transformación, así como empresas de base tecnológica, que es donde están las mayores oportunidades para generar valor agregado, como señala el documento GEM Colombia 2009. Hay que incentivar aquellos sectores estratégicos de talla mundial, como software, cosméticos, industria gráfica y turismo de salud y unir a la academia con el sector empresarial, dice Raúl Quiroga, profesor de emprendimiento e innovación de la Universidad de los Andes.

También falta trabajo en el tema de internacionalización. No existe un acompañamiento para que las Mipymes desde su creación tengan orientación hacia los mercados internacionales. Por ello, es necesario fortalecer programas como Expopyme o Redes para Exportar.

El próximo gobierno también debe generar programas que ayuden el tránsito de los pequeños empresarios, es un hecho que muchos de los colombianos que empiezan su propio negocio no llegan a la etapa de madurez. El porcentaje de personas que pasan de empresarios nacientes (menos de 3 meses) a nuevos empresarios (3 a 42 meses) después de alcanzar un máximo de 15,53% en 2007, cayó al 8,07% en 2009, según cifras del GEM. Los esfuerzos deben enfocarse no solo en promover la creación de empresas sino en apoyarlas para que sean sostenibles, es decir que sus proyectos puedan permanecer en el mercado, dice Molina.

Por último, es clave promover la articulación interinstitucional para el fomento del emprendimiento en el país. Las entidades públicas y privadas deben trabajar de manera coordinada para minimizar todos esos esfuerzos dispersos. La 25 Redes Nacionales de Emprendimiento existentes en el país, deben continuar trabajando en coordinación con las entidades públicas y privadas adscritas para desarrollar temas de emprendimiento de manera sincronizada y cumplir objetivos específicos.

Los avances son importantes, y el camino quedó trazado para que el emprendimiento en Colombia tome fuerza y la formalización empresarial sea una realidad, concluyó el Ministro, afirma Plata.

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?