| 6/12/2013 8:30:00 AM

Avalúo de inmuebles, una actividad sin especialización

Fedelonjas insiste en que es necesario respaldar proyecto que busca suplir las fallas de los avalúos, que se encuentran entre los costos sociales más dañinos que ha tenido que asumir el Estado.

El proyecto de ley 183 de 2013, que definirá el marco regulatorio para todo lo referente a los avalúos, pasa por un momento decisivo en el Congreso de la República debido a la fuerte oposición que enfrenta por parte de quienes no quieren que se estructuren nuevas normas para esta actividad.

Este proyecto de Ley, que se espera sea debatido en plenaria del Senado esta semana, es de suma importancia toda vez que los avalúos actualmente por vacíos jurídicos pueden ser realizados por cualquier persona, solo basta con ir a la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, presentar la cédula de ciudadanía para quedar registrado como avaluador.

Entre los obstáculos que ha tenido que superar el proyecto de Ley, se encuentran los que planteó un gremio, que en representación de un grupo de avaluadores de Antioquia, se ha opuesto al modelo de autorregulación y sancionatorio que prevé el proyecto de Ley, intercediendo para que se reconozca el registro actual que como ya se anotó cualquier persona sin importar su idoneidad puede ser reconocida como avaluador.

El proyecto de Ley, por el contrario, propone un registro obligatorio ante el cual se acreditarán las calidades, formación y experiencia del avaluador, asegurando así la capacidad de quienes desarrollen la actividad para actuar con la objetividad e idoneidad requerida, superando así la informalidad que bajo el amparo de la Ley hoy existe en la actividad. Este sistema se proyecta sea liderado por el sector privado bajo la supervisión del Gobierno Nacional.

El gremio de avaluadores representado por más de mil afiliados a Fedelonjas ha venido promoviendo la formalización de la actividad, considerada de alto riesgo social dado su impacto en la economía como en las relaciones entre personas.

El Presidente de Fedelonjas, César Augusto Llano Zambrano, en el reciente Congreso Nacional de Avaluadores denunció la existencia de carteles de peritos que en forma grotesca han infiltrado el sistema judicial induciéndolo a errores que llevan a favorecer intereses no claros.   

“Esta norma que se tramita ante Congreso de la República sin lugar a dudas debe constituirse en un instrumento que destrabe los procesos de adquisición de tierras para los proyectos de infraestructura y desarrollo social, así como asegure la calidad del patrimonio que respalda los créditos hipotecarios otorgados por el sistema financiero”, señaló Llano.

Esta ley es fundamental para organizar no solo el mercado de los servicios de valuación, sino para el sector inmobiliario en general porque el Proyecto de Ley impone reglas claras para el ejercicio de la actividad.

Vale la pena anotar que el actual registro de avaluadores que lleva la SIC, solo  es un listado sobre el cual no ejerce un control pleno debido a que la Sentencia C-1265 de 2000 de la Corte Constitucional definió que para inscribirse no requieren acreditar conocimientos específicos sobre el tema.

Tal circunstancia ha permitido que personas sin ninguna preparación puedan determinar el valor de todo tipo de inmuebles sin contar con los conocimientos y experiencia que se requiere para valuar un bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?