| 7/16/2009 12:00:00 AM

Aumentan oportunidades de educación en el exterior

Este año Colfuturo rompió un récord histórico beneficiando a 854 personas destacadas por sus logros profesionales y académicos. ¿A dónde van?, ¿quienes son los becarios de esta entidad, que ayuda tanto en la formación de recursos humanos?

El número de beneficiarios este año aumentó en un 49% en comparación con el año anterior, cuando fueron seleccionados 573 profesionales, que implicarán un desembolso de US$28 millones. Esto a su vez refleja el interés por promover la educación de calidad superior de colombianos para que adquieran una formación en el exterior y que retribuyan esa oportunidad regresando al país.

Entre los beneficiados, 752 va a realizar maestrías, y 102 doctorados. Las universidades a las que asistirán son de alto prestigio en cada uno de los ámbitos académicos y están en 28 países.

Colfuturo recibió 1.218 solicitudes y con un sistema de puntajes escogió 854 y luego a los más destacados en sus áreas. Estos últimos recibieron las becas de manos del Presidente Álvaro Uribe. Ellos le contaron a Dinero.com su historia, cómo lograron obtener la beca y qué planean hacer para el país a su regreso.

Salud pública
Juan Fernando Vesga, médico cirujano de la Universidad Javeriana de Bogotá irá al London School of Hygiene & Tropical Medicine donde empezará una maestría en Salud Pública y Economía de la Salud.

“Uno no debe irse por irse”, dice Vesga. Al contrario, sugiere aprovechar lo que el país le ofrece para trabajar, investigar, y publicar para luego destacarse en la academia internacional y prepararse para luego regresar.

En el momento que uno decide irse, debe escoger el lugar correcto. Estudiar en una universidad que sobresale en el campo que se escoja es esencial, y tener en cuenta el contexto en el que uno se va a desenvolver, es imprescindible.

En su caso, comenta, “Colombia es el paraíso para estudiar enfermedades relacionadas con epidemias tropicales” y que en Londres le brindaran financiación para posibles proyectos en el país, además de los instrumentos para una pronta aplicación.

De hecho, le interesa trabajar en temas de salud pública y en el diseño de políticas públicas. Comenta que parte de la literatura y la investigación que se ha hecho sobre estos temas no toma en cuenta las condiciones específicas de Colombia, lo que a su vez dificulta la toma de decisiones que giran en torno a salubridad, economía y política pública.

A punto
Carolina Daza, otra de las becadas, hace parte de los 79 que se graduaron el primer puesto en sus cursos de pregrado en la universidad. Ella obtuvo un Summa Cum Laude. Ahora quiere emprender un camino diferente. Chef y crítica culinaria, Carolina defiende iniciativas con el propósito de cuidar el cuerpo con la alimentación, pero al mismo tiempo garantizando la preservación del medio ambiente.

Para alcanzar estos objetivos ha trabajado ya en Colombianitos, en la ONU, con la Cnrr, y ahora realizará una maestría en Estudios de Alimentación en la Universidad de Nueva York.

Dice que a pesar de haber trabajado los últimos cinco años en su mayoría en organizaciones en EE.UU. considera que hay un potencial por explotar en el país sobre temas alimenticios.

“A mi regreso, me interesa poner mi negocio. Se llama Educante y ahí combinaré el arte culinario, la sostenibilidad medioambiental, y trabajaré con personas de escasos recursos y pocas oportunidades”, afirma la becada.

Asunto oficial
Por otra parte, uno de los 19 oficiales de las fuerzas armadas, que incluso fue nombrado por el presidente Uribe por su desempeño académico es el Mayor del Ejército, Raúl Fernando Romero.

Desde la Escuela de Cadetes José María Córdova, empezó un proceso en el cual el Ejército selecciona potenciales para entrar a hacer parte de los beneficiados por el convenio que tiene el ministerio de Defensa con Colfuturo. “Es como un doble filtro, pero haciendo las cosas bien, con persistencia y con disciplina y, no porque sea militar, es posible alcanzar estas metas”, comenta.

Graduado de Ciencias Militares, y después de 17 años de servicio, realizará una maestría en Ingeniería y Administración de Logística Integrada en la Universidad de Sydney en Australia.

Con las herramientas que consiga en los próximos dos años seguirá en el servicio militar desarrollando su fuerte: las comunicaciones en la industria militar. Además está interesado en hacer empresa, donde se desarrollen nuevas tecnologías desde la fuerza pública.

El oficial Romero representa un caso particular en tanto que se irá acompañado de su esposa. Sin embargo ella va en el mismo plan: a estudiar. Es otra becaria de Colfuturo.

Es, Juanita Jiménez, Arquitecta de la Universidad de la Salle y hace parte de los 135 docentes que componen el cuerpo de becados.

Después de haber trabajado en Prairie View, en la Universidad de Texas A&M, considera que el urbanismo es uno de los factores que más influye en el estilo de vida de las personas. Por eso estudiará Planeación Urbana y Regional también en la Universidad de Sydney.

Sostiene que uno no tiene que ser un estudiante “non plus ultra” siempre para ganarse una beca, sino que tiene que ser emprendedor y persistente. Incluso tiene que estar dispuesto a hacer sacrificios. “A uno como becario le dan US$25.000. Pero es la misma suma si uno vive en una ciudad cara o en otra. Seguramente si nos hubiéramos ido a Costa Rica podríamos llevar una vida más fácil, pero es que uno se tiene que ir a la mejor universidad posible, para estar en la vanguardia, así ésta implique sacrificios”, dice.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?