| 11/22/2010 5:20:00 PM

Aumenta el número de víctimas por ola invernal

Una decena de personas muertas en las últimas horas a causa de derrumbes y crecidas de ríos en Colombia elevó a casi 150 las víctimas por las fuertes lluvias que azotan a prácticamente todas las regiones del país desde hace varias semanas, que han dejado además 1,2 millones de damnificados.

Según la Cruz Roja, al menos cinco personas perdieron la vida al ser sepultadas por un alud de tierra en el municipio de Pensilvania, en el departamento de Caldas, mientras que otras tres desaparecieron en el mismo lugar.

Ayer en el departamento de Antioquía, cuya capital es Medellín, otra persona murió en el municipio de La Estrella ante la crecida de una quebrada, que provocó un alud de lodo y agua que afectó a 16 viviendas, informó hoy el diario El Colombiano.

El alcalde de esa población, Lisardo Antonio Acevedo, confirmó que como consecuencia de ese alud fueron evacuadas además 14 familias ante la "compleja" situación de la zona.

Otras cuatro personas, entre ellas dos motociclistas, perdieron la vida en otro derrumbe en el lugar conocido como Caja de Oro, también en Antioquía, reportó hoy Caracol Radio.

Asimismo, en la capital de la República perdió la vida un niño como consecuencia de la crecida del río Bogotá, que ha causado graves inundaciones en los alrededores de la ciudad, donde se decretó alerta amarilla la semana pasada.

Desde hace dos semanas, decenas de localidades y municipios están literalmente inundados en distintos departamentos del país a causa de las peores lluvias caídas en Colombia en los últimos 30 años y que han causado la muerte a unas 150 personas, según la Cruz Roja.

Ante el llamado de las autoridades, la Unión Europea (UE) ha donado 400.000 euros para atender la emergencia invernal, los cuales se destinarán a ayuda alimentaria y agua potable.

Estos fondos se suman a los obtenidos el pasado sábado cuando la Cruz Roja organizó una colecta nacional, que logró reunir el equivalente a 1,3 millones de dólares, además de 20 toneladas de ayuda y donaciones de sangre.

Ante esta situación, el Gobierno colombiano decretó la semana pasada el estado de calamidad en 28 de los 32 departamentos del país.

Los efectos de este duro invierno se expresarán también en el crecimiento de la economía colombiana, alertó a Caracol Radio el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), Luis Carlos Villegas, quien, sin embargo, no se atrevió a prever el impacto exacto que tendría en el Producto Interior Bruto (PIB).

El Gobierno, mientras tanto, se alista para destinar más fondos dirigidos a paliar la situación de catástrofe que vive Colombia, dijeron a Efe fuentes de la Presidencia, por lo que mañana podría anunciarse un nuevo paquete de ayuda oficial.

 

 

EFE 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?