| 5/27/2014 6:40:00 AM

Nuevos recursos suplirán recorte en regalías

La región de Orinoquía busca nuevas estrategias de inversión entre ellas el desarrollo de proyectos bajo el esquema de Asociaciones Público-Privadas. Ya se autorizó un Conpes por $9,6 billones.

La llegada del presidente Juan Manuel Santos significó cambios y reformas de algunas leyes que merecían un nuevo esquema de implementación.

Es el caso de las regalías donde se dio una reforma al Sistema General con el fin de dar una distribución de recursos a todo el país y no sólo a los departamentos productores de hidrocarburos como estaba contemplada en la pasada ley.

Sin embargo, el recorte a las regiones productoras fue sustancial afectando los ingresos y el desarrollo de los municipios y departamentos que comprenden la Orinoquía colombiana.

Lo claro es que uno de los aspectos que motivó la reforma fueron los altos índices de corrupción con la desviación de recursos y una pobre ejecución de proyectos.

Cabe recordar que en varias ocasiones el Departamento Nacional de Planeación suspendió los giros por regalías a varias poblaciones y sin mencionar las investigaciones que cursan en la Contraloría General por presunto daño fiscal.

De todas formas, el recorte fue una realidad y el nuevo esquema del Sistema General de Regalías está vigente pese a que el propio Gobierno ha reconocido que luego de dos años de implementada la ley, se cometieron errores que le está costando a las regiones productoras.

Según el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, a esta región del país se le despojó hasta de un 74% de los ingresos.

Los dirigentes locales consideran que los departamentos productores por lo contrario necesitan y requieren de más recursos en materia de inversión para poder responder a las obligaciones que exigen los proyectos en diferentes áreas, tales como energía, hidrocarburos, agroindustria, entre otros.

Por ello, el sector privado busca los mecanismos y las herramientas para suplir los recursos que se perdieron con el recorte en las regalías.

Se trata del desarrollo de nuevos proyectos bajo el esquema de asociaciones público-privadas que servirá como apoyo a una de las regiones más representativas del oriente nacional.

Adicional a ello, el Gobierno aprobó un documento Conpes por un valor de $9,6 billones que constituye en el inicio de un camino promisorio para la región.

Dinero.com habló con la presidenta de la Asociación Empresarial para el Desarrollo de la Orinoquía, Asorinoquía, Clara Leticia Serrano, quien explicó que desde 2010 un grupo de empresarios e inversionistas viene diseñando iniciativas para el desarrollo de esta región, que representa el 38% del territorio nacional.

Así mismo, manifestó que desde la agremiación se viene trabajando de la mano con el Estado y la sociedad civil a favor de los siete departamentos que componen la región: Arauca, Casanare, Guainía, Guaviare, Meta, Vaupés y Vichada.

Es así como Asorinoquia aparece en el mapa empresarial del país como un promotor integral del desarrollo rural, explicó la dirigente.

“Se busca aportar al desarrollo de una Colombia competitiva y más productiva, al tiempo que le apunta a convertir esta zona en una gran despensa mundial de alimentos”
, añadió.

Uno de los grandes problemas que se tiene en la región es la infraestructura, ya que las vías de acceso a las zonas donde se desarrollan problemas están en pésimas condiciones.

De acuerdo con Serrano, con un área superior a 380.000 kilómetros cuadrados -más grande que Alemania-, en su altillanura la región tiene un potencial de desarrollo de 28.000 Km2 (2,8 millones de hectáreas), territorio idóneo para actividades agropecuarias y forestales.

No obstante, se estima que en la actualidad no más del 3% está siendo utilizada para cultivos de arroz, soya, sorgo y palma, así como la producción ganadera extensiva.

Es precisamente en la Altillanura, este vasto territorio en el oriente del país comprendido entre los municipios de Puerto López, Puerto Gaitán Mapiripán en el Meta, y La Primavera, Cumaribo, Puerto Carreño y Santa Rosalía, en Vichada, donde se pondrá en marcha la primera Fase de la denominada Política para el Desarrollo Integral de la Orinoquia (plan a ejecutar entre 2014 y 2021).

Conpes abre oportunidad
Se trata de un esfuerzo conjunto Nación-Territorio, que buscar mejorar las condiciones de vida de la población, dinamizar la economía regional con impacto nacional, y generar condiciones para la inversión en el sector agrícola y pecuario.

El total de inversiones previstas asciende a $9,6 billones, distribuidos así: $9,1 billones en infraestructura (2013 y 2038) para los proyectos viales de cuarta generación contemplados entre los derroteros de la Agencia Nacional de Infraestructura, y $544.110 millones en bienes públicos, ordenamiento y potencial productivo.

Sólo en 2014 se prevén inversiones por $112.186 millones. Para el periodo 2015 y 2017 serán de $250.506 millones de pesos, y en la etapa final -entre 2018 y 2021-, se invertirán $181.418 millones.

Las principales líneas de inversión contempladas por el plan son tecnologías de la información y comunicación, electrificación, desarrollo rural, agropecuario, empresarial, minero y ambiental; fortalecimiento de capacidades institucionales, educación, cultura, salud, vivienda, acueducto, alcantarillado, inclusión social, defensa, justicia y atención y reparación de víctimas.

Este esfuerzo conjunto ha permitido trazar un panorama de desarrollo económico, según el cual se espera alcanzar la meta de 780.000 hectáreas cultivadas en 2024, la generación de más de 300 mil empleos derivados de proyectos agropecuarios y agroindustriales, la entrega de 340 kilómetros de vías en concesión, y la estructuración de proyectos viales para 880 km adicionales.

Visto lo anterior, cobra vital importancia la labor que desarrolla Asorinoquia como vocero y representante de un grupo de empresarios comprometidos con la causa, que participa activamente en la búsqueda de soluciones a los problemas que se derivan del rápido crecimiento económico de la región.

Cabe recordar que la Orinoquia genera el 70% de las regalías del país, y aporta el 8% del (Producto Interno Bruto) PIB nacional.

Después de la aprobación del Conpes, el Departamento Nacional de Planeación tendrá que crear una Agencia de Desarrollo Local, entidad que tendrá un gerente para el desembolso de los recursos.

Se espera tener todo listo para el segundo semestre del año para el desembolso de los recursos e iniciar el desarrollo de los proyectos en la región.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?